jueves, 17 de febrero de 2011

Relativo auge de la China

La opinión pública estadounidense lo tiene claro, según Gallup: la China es la primera potencia económica mundial.

Allá por el 2000, todavía eran más los que creían que el Japón lo era. Viejos tiempos en que el 65 por ciento de los estadounidenses creían que se trataba de los Estados Unidos.
Como siempre, opinión pública es una cosa (por real que sea), pero no es toda la realidad. Los Estados Unidos siguen siendo la primera potencia y lo que sí ha sucedido es que la China haya adelantado al Japón. Lo reconoce el gobierno del Japón y el artículo que cito añade que el Banco Mundial calcula que la China podría alcanzar a los Estados Unidos en 15 años. Hay que añadir que se trata de PIB, no de renta per capita.
En todo caso, para ser potencia hegemónica le queda un trecho que no parece fácil recorrer: poderío militar, potencia monetaria y reconocimiento cultural.
La distancia entre el gasto militar estadounidense y el chino sigue siendo abismal. En primer lugar, en la opinión pública estadounidense (Pew Research Center), que distingue liderazgo económico y liderazgo militar:


En segundo lugar, la distancia es medible en términos de gasto militar, según el SIPRI Yearbook 2010. Estos son los porcentajes sobre el gasto militar mundial (España ocupa el puesto 15, por cierto):


En términos monetarios, el yuan (o el renminbi) no está a la altura del dólar ni siquiera del euro o del yen a la hora de las transacciones internacionales, comercio, reservas de divisas y todo ese mundo de las divisas y las finanzas internacinales. Los datos de abril de 2010 del Bank for International Settlements (especialmente tabla 3) sitúan el renminbi por debajo del vigésimo puesto en lo que se refiere al flujo diario en el mercado de cambios mundial. El dólar sigue el primero, aunque disminuyendo su peso sobre el total, el euro el segundo y el yen el tercero, ambos creciendo, y la libra el cuarto, disminuyendo.
El ascenso de los Estados Unidos como potencia hegemónica, iniciado a finales del XIX y logrado a mitad del XX (la fecha simbólica del acta de nacimiento como potencia hegemónica puede establecerse en 1945), fue acompañado por una espectacular y muy lograda campaña de relaciones públicas internacionales. La China no sabe cómo hacerlo. Y mira que sus élites lo han intentado.
No puedo resistirme a la tentación de trascribir lo que me contó mi amigo Albarrán:
El centro es el “zhong” 中  
China es el “país del centro” (zhong guo) 中国
“Guo” es el estado que está compuesto por un rey (wang ) dentro de unos límites (
El problema es que esto no era muy políticamente correcto y cambiaron al rey, por el “jade” (yu ) que es parecido pero con un trazo más, por eso el “guo” de país / estado ya no es rey dentro de unos límites como tenía que ser sino jade dentro de unos límites.
El cielo podría caer sobre nuestras cabezas. Pero eso no va a suceder mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario