jueves, 17 de febrero de 2011

Pobres hasta la muerte

Los pobres no sólo lo son durante su vida, sino también en la muerte. Por lo menos en algunos lugares de los Estados Unidos donde se llega a meter 26 cuerpos de niños pobres en una única caja y se apilan las cajas bajo tierra. Me tiene sin cuidado lo que vayan a hacer con mi cuerpo una vez esté muerto. Por mí, que me echen a la basura, entero o incinerado (ya no hay la neura de que te entierren vivo). Pero encuentro terrible, como el sheriff del que habla el artículo que cito, que esas cosas puedan suceder en el país todavía más rico del mundo, con dinero para numerosas aventuras militares en medio mundo y con capacidad para producir más hiper-millonarios que nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario