lunes, 14 de febrero de 2011

Mentiras petroleras


Parece que en Arabia Saudita hay una cierta tendencia a ocultar los datos sobre sus reservas y el hecho es que unos dan cifras altas y otros bajas. Pero parece también que su producción podría alcanzar el pico en 2020, dentro de muy pocos años, y comenzar a descender rápidamente a partir de dicha fecha.
Las reservas probadas de Venezuela podrían doblar las de Arabia Saudita según fuentes estadounidenses. El presidente Chávez en todo caso afirma, modesto, que son superiores a las saudíes. El gráfico que adjunto está tomado de Wikipedia.
No es un asunto intrascendente para una civilización del petróleo como la que ha existido hasta ahora y que está llamada a desaparecer. No me extraña que unos exageren por arriba y otros por abajo, pero que todos acaben mintiendo. Unos, a corto plazo, porque quieren ser tenidos por más importantes de lo que son (tanto tienes -petróleo-, tanto vales) y otros, pensando en el medio plazo, porque no quieren ser invadidos por ladrones que quieren controlar las últimas briznas del poder que da el petróleo (y el que venga detrás, que arree). Esos ladrones pueden ser los inmaculados, honrados e impolutos países centrales en general y el hegemónico en particular que tiene claros sus intereses.
La locura de esta civilización hace que sea una locura intentar mantener el petróleo bajo tierra: los locos que mandan acabarán arrancándolo de las manos de quienes sean, encontrándolo donde haga falta y utilizando los medios que hagan falta para extraerlo, como sucedió en el Golfo de México y el Deepwater Horizon (Petrobras, que es pública, no le han dejado). Si fuésemos sensatos, otro gallo nos cantara. Pero como no lo somos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario