jueves, 24 de febrero de 2011

Es la economía, estúpido

El gobierno saudita parece que ha hecho el siguiente diagnóstico
- el movimiento pro-democrático, se podría llamar panarabista, es real y podría alcanzar al poco democrático gobierno saudita (véase lo que dice el libro gordo de la CIA al respecto: en particular, número de partidos, existencia de un poder legislativo, independencia judicial, legislación laica etc.)
- la solución no es la del gobierno marroquí (dar soguilla a los "pro-democracia", relativamente hablando) ni la del gobierno libio (aplastar a los disidentes, sean "tribales" o "pro-democracia"). La primera deja sin resolver el problema de quién manda aquí y la segunda "agudiza las contradicciones". Y ninguna mejora las condiciones de vida de los súbditos, sobre todo la segunda que, evidentemente, las empeora en aras de seguir en el poder.
- la solución es dedicar 36.000 millones de dólares para que la gente pueda tener un préstamo para vivienda pero sin intereses, ayudas generosas para el desempleo, aumento de salario para los funcionarios y revisión igualmente generosa de las posibles deudas.
La democracia, en efecto, no es un fin sino un medio para tener una vida mejor, un Buen Vivir que dirían en el Ecuador. Y si el fin se consigue por otros medios...

No hay comentarios:

Publicar un comentario