jueves, 27 de enero de 2011

Las elecciones de 2012

Los "progres" estadounidenses (más que "liberals", "progressive") andan asustados al ver qué está haciendo el Partido Republicano con su mayoría en el Congreso respecto a los impuestos, la sanidad y la desigualdad y comienzan a pensar que hay que procurar que Obama sea reelegido en 2012. Vano intento, me parece.
Los "pogres" españoles, en un sistema político no-presidencial y sí parlamentario bien diferente y con más de dos partidos que elegir, no se asustan al ver qué ha hecho el Partido Popular en las comunidades autónomas que gobierna y sin que aparezcan detalles más allá de la retórica respecto a lo que harán cuando ganen en 2012.
Primero, los "progres" españoles tienen otras alternativas aunque no sean de gobierno. Porque votar por los "míos", como quien sigue a un equipo de fútbol, siempre es gratificante. Además, están los partidos nacionalistas incluso para los "progres".
Segundo, los "progres" españoles no se plantean qué hará el Partido Popular sino qué ha hecho el Partido Socialista y quieren castigarle como los "progres" estadounidenses han querido castigar a Obama por haberles "traicionado" y matado sus esperanzas (infundadas, como hasta yo veía).
Así que los "progres" españoles van a dar la victoria al Partido Popular que se quedará por lo menos 12 años, más o menos mi esperanza de vida desde un punto de vista actuarial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario