miércoles, 19 de enero de 2011

La lógica del beneficio.

No me extraña ni que las empresas estadounidenses reduzcan su participación en los seguros de los ciudadanos de aquel país ni que la Nissan vaya a fabricar un vehículo en España a cambio de reducción de salarios y aumento de horas trabajadas. Es la misma historia.
Para el caso estadounidense, estos son los datos de Gallup:

El caso de Nissan viene hoy en muchos periódicos españoles. "A pesar de algunos sindicatos" (sic), se mantendrán los empleos aunque caigan salarios y aumenten horarios. Por lo menos durante los diez años que dure la fabricación de esa dichosa furgoneta, predicción difícil de hacer, pero que es la que se hace.
Es la lógica del beneficio por parte de las empresas que usan de la crisis como herramienta para conseguir abaratar costes y, con ello, aumentar beneficios, ya que no es probable que bajen los precios.
Hay otro instrumento. Lo de Nissan es obvio que, si quiere abastecer a Europa, es preferible tener la planta en Europa que tenerla en Australia. Pero para los productos que viajan mejor hay otra opción: la exportación... de empleos. El sindicato (so to speak) estadounidense AFL-CIO lo tiene claro: las empresas estadonidenses están exportando empleo de forma masiva. La cosa tiene nombres floridos ("outsourcing", "deslocalización"), pero significan, en la práctica, que se lleva la producción de determinados productos a otros países en los que el coste salarial es más bajo y después se importan esos productos, algunas veces como "extranjeros", otras como "nacionales". No hay que irse tan lejos: he comprado recientemente algunos productos -distintos- de empresas "españolas" como la "tortilla de papatas" (hecha, por cierto, con un producto no-español sino americano, pero esa es otra historia). Marcas españolas, empresas españolas, imagen española... pero los productos estaban hechos fuera de España. China, Vietnam, Indonesia... ¿Qué han hecho los españolísimos empresarios españoles? Pues como sus colegas estadounidenses: exportar empleo.
Lejos de mí el criticarles por aplicar las reglas de un juego, el juego global.
El resultado para los Estados Unidos es éste:






Los beneficios de los bancos y las empresas han aumentado de 2008 a 2010, los años de la crisis, mientras que también han aumentado los desempleados y los desahuciados. Y ya me gustaría a mí tener datos tan buenos como esos, pero referidos a España. Aunque los puedo imaginar.

2 comentarios:

  1. Lo de Nissan me parece aún más fuerte. La central ha subastado entre sus plantas la fabricación de la furgoneta; a ver qué plantilla lo hacía más barato; es muy fuerte, ¿no?

    ResponderEliminar
  2. Pues en esas estamos. La parte del león, que puede imponer sus condiciones ante un movimiento obrero fragmentado nacional e internacionalmente. Tal vez se olvida que uno de los factores que ayudaron a salir de la crisis del 29-39 fue el aumento de la sindicación. Ahora, más bien se trata de desacreditar a los sindicatos que, dicho sea todo, han hecho un trabajo muy profesional para poder ser desacreditados con motivo. Pues eso.

    ResponderEliminar