lunes, 17 de enero de 2011

La China en desarrollo

Un reciente informe de la Academia China de las Ciencias del que todavía no hay texto en internet pero sí en el People's Daily OnLine en dos sueltos. Se trata del Informe sobre la Modernización de la China que se publica anualmente desde 2001. No será gratis (los anteriores, por lo menos el de 2010, no lo ha sido), así que habrá que contentarse con las referencias de prensa.
Varias cosas me hacen pensar. La primera, es lo cercano que se encuentra de la visión más convencional del tipo Davos: modernizarse es ser más competitivo y eso es un camino que tiene estadios bien conocidos desde la agricultura a la "sociedad del conocimiento" (cielos, sí, eso dicen) que hay que seguir. Si lo consiguen, llegarán pronto a donde los países "desarrollados" estaban a mitad del siglo XX. 
Me recuerdan algunos trabajos de colegas en los antiguos países comunistas que consistían en una primera parte con citas del secretario general del Partido (con mayúsculas), una segunda parte explicando la relación del tema con el marxismo-leninismo y una tercera parte que consistía en un refrito de la sociología estadounidense más convencional del momento. Aquí, la "modernización" y el "socialismo con características chinas" no añade mucho al informe sobre la competitividad que he citado más arriba. Tal vez haya algún punto diferente: la idea de acabar con la pobreza en diez años. Pero su estadocentrismo, su idea de la progresividad, la falta de reconocimiento de las retroalimentaciones y del factor externo, la poca originalidad del planteamiento (Rostow ya lo tenía a mitad del siglo pasado, con sus "estadios") son cosas curiosas que uno no esperaría en la China aunque soporta estoicamente con los países enriquecidos convencionales. Igual es que la China es uno de ellos. Si por lo menos los "estadios" fuesen del feudalismo al comunismo... en plan Marx, pero no. Es Davos.
Lo segundo, que esa visión tan modesta me recuerda lo que los ascéticos jesuitas llamaban "humildad de garabato", una falsa humildad para conseguir algo (el garabato sería un alambre enrevesado para sacar cosas que se hubiesen caído en un pozo) y que, por supuesto, rechazaban como impropia de quien quiere seguir el camino de la perfección. La modestia china tiene algo de "garabato". Cierto que su PIB es ya el de los Estados Unidos, aunque dividido por el número de habitantes (per capita) queda muy lejos de los países enriquecidos, argumento que también se aplica a sus emisiones de CO2, las mayores del mundo aunque no "per capita". Pero decir que es un "pobre pobrecito chinito" suena a falso. Como si otro hubiese dicho "pobre pobrecito noruego". No son uno de ellos.
Igual es que se trata de modestia confuciana. 
Pero lo curioso es ver en qué consiste la modernización:
China has achieved benchmarks in six indicators for its modernization index, including the ratio of doctors per person, the average life expectancy, infant survival rate, the adult literacy rate, the proportion of added value of agriculture and the college attendance rate. But it has failed to reach the standard of per capita income, the proportion of the agricultural labor force, the proportion of added value of services and the proportion of urban population, according to the report.
Está claro: modernizarse no es hacerse más igualitario. A lo que parece, modernizarse es repetir las pautas de consumo de los países enriquecidos que no piensan "decrecer" y, entre todos, están dispuestos a terminar con la especie humana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario