lunes, 6 de diciembre de 2010

España al borde de un ataque de nervios

Eso dicen aquí. Se trata de otro país en vías de subdesarrollo (deuda externa, condicionalidades del FMI, terapias de choque, fuga de cerebros, bajo gasto social, economía poco productiva -ladrillo, sol y playas-). Mientras tanto, una huelga que todavía empeora las condiciones de esa economía -las pérdidas en el turismo deben de ser notables- y una clase política discutiendo de gilipolleces con tal de rascar poder. El verdadero ataque de nervios lo van a tener los españolitos ya que la dicha España no es una señora que pueda tenerlos. Y sus políticos demuestran que, para ellos, el poder es un fin en sí mismo (a mantener o a conseguir) y no un medio para resolver los problemas de esos españolitos. Por eso se dedican a esas gilipolleces que consideran rentables para su posición en el mercado del poder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario