sábado, 30 de octubre de 2010

¿October surprise?

Pido disculpas por mi actitud conspiranoide, pero no puedo evitarla. Se llama "October surprise" a la "sorpresa" que los presidentes de los Estados Unidos reservan a sus conciudadanos cuando en noviembre hay elecciones. Cierto que se aplica, sobre todo, a las elecciones presidenciales, pero no se puede negar que las del próximo día 2 son muy importantes, si hemos de hacer caso a gente como Paul Krugman, y no es el único "progre" (liberal) que tal cosa dice, cuando avisa de lo muy asustado que hay que estar si ganan los republicanos (como parece que van a ganar en el Congreso y hasta podría pasar en el Senado).
Por otro lado, tenemos la manipulación que el gobierno Bush II hizo de las "alertas" multicolores de un posible ataque terrorista para distraer la atención o provocar reacciones favorables al líder máximo o querido líder. Asustar, por lo visto, era (y es) rentable políticamente hablando.
Ahora la narración es como sigue: el gobierno de Arabia Saudita -no se dan detalles- avisa de que la cosa está en marcha, el presidente de los Estados Unidos en comparecencia dramática dice que la cosa es creíble, el fraternal gobierno ("special relationship" entre anglosajones) del Reino Unido convoca "gabinete de crisis" y afirma que los paquetes podían haber explotado durante el vuelo y el gobierno de Yemen dice que va a colaborar. La cosa parece ser la existencia de dos paquetes de tonner de impresora convenientemente tuneados como para contener explosivos, acompañados de un teléfono móvil como temporizador. dirigidos a centros judíos en los Estados Unidos. Por lo visto, los paquetes viajan en dos vuelos diferentes y por lo menos he visto cómo en uno de ellos (de Emirates), una vez en la pista, se hace descender a los pasajeros directamente a un autobús después de que, dicen, el vuelo haya sido escoltado por dos cazas del ejército desde que han entrado en territorio nacional. Qué tengan que ver los cazas y el autobús en el asunto de los paquetes es algo que se me escapa. Doctores tiene la iglesia. Pero es lo que se puede ver y lo que las televisiones muestran. No van a mostrar los paquetes, claro, pero podrían haber derribado un avión, aunque el avión llegó a los Estados Unidos. Juzgue cada cual y espere a que aparezcan los "expertos habituales" explicando la tremenda amenaza que Al Qaeda supone para Occidente, y más con la última amenaza de Bin Laden a Francia por la cosa del velo, no por la de las pensiones. Que lo que está sucediendo en Iraq y Afganistán poco tiene que ver con Al Qaeda es algo que se disimula como se puede.
Así que podemos escoger:
  1. Todo es cierto.
  2. Sólo es cierto en parte, pero se aprovecha que el Pisuerga pasa por Valladolid para arrimar el ascua del miedo ("to be afraid" que dirá Krugman sobre la posible victoria republicana) a la sardina electoral local. En este caso, los que se añaden desde fuera al coro de la alarma:
    • o lo hacen porque son la voz de su amo
    • o lo hacen porque creen tener idea ya que son expertos en el tema
    • o lo hacen por pereza mental ("lo estás viendo", luego "está pasando")
  3. Estamos ante la enésima manipulación de la "public diplomacy" de los Estados Unidos.
No voy a ser yo el que sepa cuál de las opciones es la correcta, porque no tengo la más mínima idea. Pero prefiero tener abiertas las opciones antes de entrar a trancas y barrancas en cualquiera de ellas sin pensarlo antes.
Detalle curioso y marginal: si se busca en la wikipedia la palabra "special relationship" se encontrará, obviamente, en inglés, pero también en noruego y en hebreo (recuérdese: hebreo es una lengua; judío es una religión y, dicen, un pueblo; israelí, hasta ahora, es ciudadano del Estado de Israel aunque no se sea judío y aunque el proyecto sea el de hacer de Israel un Estado judío, que ya funciona en hebreo... y en inglés)
------
Llegada la noche, me declaro poco impresionado por las fotos de los "paquetes" que se han mostrado en todos los telediarios que he visto y vienen en muchos periódicos como este (hay que citar la fuente). Acostumbrado, por lo menos desde la I Guerra del Golfo, a que las fotos no tengan nada que ver con la realidad, mantengo mis dudas. Pájaros embadurnados por el petróleo de los pozos que Sadam Husein había hecho saltar, resultaban ser pájaros de un accidente de un petrolero a miles de kilómetros; la pobre enfermera kuwaití que se quejaba de que los invasores iraquíes se habían llevado las incubadoras del hospital resultaba ser  familiar del embajador de Kuwait en Washington en escena grabada en un estudio; hasta las palestinas que mostraban su alegría por los ataques del 11-S en realidad lo estaban haciendo en una boda que nada tenía que ver con las Torres Gemelas.
Mis dudas se extienden a qué hacían los aviones, primero canadienses y después estadounidenses, escoltando un avión cuando la caja había sido descubierta en el Norte de Inglaterra ni cómo se insiste en que iban dirigidas a dos centros judíos junto a la afirmación de la ministra de que podían haber explotado durante el vuelo. Tampoco me ha impresionado que hayan detenido en Yemen a una sospechosa (¿sospechosa habitual, como en la película Casablanca?) y que hubiese hasta 26 paquetes más a la espera de ser enviados convenientemente preparados. Muchos son.
Sí me ha impresionado, como para dudar de mis dudas, el largo, inusualmente largo reportaje de Aljazeera (tal vez tendría que decir Alyazira, la península, aunque en su edición en inglés transliteran para que suene como lo que pongo en castellano -no se olvide que en la provincia de Valencia hay un pueblo llamado Alzira, la isla). Por lo visto han sabido de una fusión de dos ramas de Al Qaeda para formar el Al Qaeda de la Península Arábiga (suena a Al Qaeda en el Magreb Islámico, pero parece que ha sido una evolución muy diferente). Si tienen razón, Al Qaeda hay más de una.
----
Añadido el 31: Ahora sé que el paquete encontrado iba en un vuelo y que el vuelo escoltado era otro. Veo que no soy el único que ha pensado en la posibilidad de una "October surprise", pero con un electorado, preocupado sobre todo por la economía (bienestar) y con el Tea Party vs. Restore Sanity (libertad e identidad), el asunto de la seguridad, de haber sido escogido para la sorpresa, no parece que sea el más apropiado, aunque, en esta confusión que también la prensa estadounidense reconoce y yo he reflejado, se va abriendo paso la hipótesis de que, "aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid", el gobierno de los Estados Unidos va a utilizar el hecho para otros propósitos, menos electorales y más estratégicos.

2 comentarios:

  1. Quienes se refieren a la conspiración como una teoría aún no han investigado lo suficiente.


    Cambio climático (aún sin venir a cuento):

    http://www.youtube.com/watch?v=oPVzukFGP_o&feature=related

    Salud!

    ResponderEliminar
  2. Veo que se aprovecha que el Pisuerga pasa por Valladolid para introducir un elemento que no lleva a nada: la politización de lo que debería ser, visto lo que nos jugamos, materia de investigación. Otro mal ejemplo:
    http://www.latimes.com/news/opinion/commentary/la-oe-1030-rutten-20101030,0,2213240.column

    ResponderEliminar