jueves, 21 de octubre de 2010

Fannie y Freddie, pozos sin fondo

Si yo entiendo bien (y hay motivos de sobra para suponer que no es así y que no entiendo nada, pero eso no me diferencia de los gurus que van predicando soluciones contradictorias según sople el viento), la crisis económica comenzó cuando los bancos comenzaron a desconfiar unos de otros por no saber quiénes tenían más productos "tóxicos" en su cartera provinientes de las hipotecas "subprime" y dejaron de practicar el préstamo interbancario y el préstamo en general. Como quien más quien menos se había ensuciado las manos con la burbuja inmobiliaria en los Estados Unidos (y en España), hubo que echarles una manita para que no cayesen y, con ellos, todo el tinglado.  Fannie Mae y  Freddie Mac son el caso extremo y tuvieron que ser nacionalizados (temporalmente, por supuesto, pero todo en esta vida es temporal y nada es irreversible, excepto la muerte). La noticia de hoy es que van a necesitar una inyección adicional de dinero público que oscilará, en los próximos tres años, entre 73.000 y 215.000 millones de dólares. El que tampoco se sepa exactamente cuánto necesitarán es un dato más de lo claro que está todo en este asunto en el que la palabra más frecuente en las noticias es "inesperadamente". Casi todo es inesperado por los bellos modelos econométricos que legitiman las políticas que se están aplicando.

1 comentario:

  1. He leído una "interpretación marxista" de las causas de la crisis que me ha resultado sencilla de entender y bastante convincente. Se ve que hay distintas "interpretaciones marxistas", pero no sé que te parece la de este profesor, RIchard Wolff. Lo que viene a decir es que la causa es, básicamente, que desde los 70 los empresarios se ha ido apropiando crecientemente el capital de los trabajadores (gran aumento de la productividad y de los beneficios empresariales mientras que los sueldos se han estancado + todo lo relativo a pensiones, subsidio por desempleo, impuestos no progresivos, etc.). Como los trabajadores no tenían dinero, se empzaron a repartir préstamos como churros produciendo endeudamiento. Cuando no pudieron hacer frente a los pagos, estallaron las burbujas (bancaria, inmobiliaria...).

    En la web de Wolff hay algunos datos y gráficos muy útiles:
    Aquí:
    http://www.rdwolff.com/content/economic-crisis-marxian-interpretation

    Y aquí:
    http://www.rdwolff.com/content/labor-movement
    The Abstract counts 154 million people as members of the US labor force in 2008. Of these, 129 million were wage and salary earners (the rest were self-employed), and roughly 15-20 million held managerial or supervisory positions.

    The total working class rose dramatically from 83 million in 1970 to 154 million last year. Women and immigrants were significant parts of this growth alongside a surge of younger people.
    We know (as MRZine has repeatedly documented) that real wages stagnated in the US since the 1970s. Over the same period, workers' productivity -- the quantities of goods and services they produced for their employers to sell -- rose consistently. TheAbstractshows, for example, that real hourly output per worker rose 45 per cent since 1990, while total compensation per worker (wages and salaries plus all benefits) rose 25 per cent. The difference between the two numbers -- between what employers get from their workers and what they pay for their workers -- accrues as rising business net revenues. Out of those revenues, employers pay dividends to shareholders, salaries and bonuses to top managers, and funds to grow the businesses. The last several decades of flat wages and rising productivity explain the growing distance separating the rich from the middle and the poor.

    ResponderEliminar