miércoles, 18 de agosto de 2010

Petróleo: que sea nuestro

Me ha gustado este artículo del Foreign Policy. Es una versión particular del dicho de aquel presidente estadounidense que, refiriéndose a un dictador centroamericano, dijo aquello de "es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta". Lo que dice el autor que he citado es que, sí, los de British Petroleum son unos tales y unos cuales, que lo que han hecho en el Golfo (y en otros muchos sitios) está muy mal, pero que son preferibles a los Chávez y Ahmadineyad. 
El caso es que se puede hacer la siguiente generalización: las empresas petroleras que tienen su sede principal en un país central suelen ser empresas privadas mientras que las empresas petroleras que tienen su sede en un país periférico suelen ser empresas públicas (estatales, gubernamentales o con fuerte peso del poder político en las mismas). Quiere eso decir que hay dos lógicas diferentes aunque sus fronteras son difusas: por un lado, la lógica del beneficio, en las petroleras privadas, para lo cual hace falta tener poder o influencia para conseguir rebajas en las condiciones de seguridad o permisos para explotar zonas de alto valor ecológico (como el Yasuní en el Ecuador). Por otro lado, las estatales, la lógica del poder (geopolítico pero también interno en forma de subsidios, bonos, ayudas, prebendas, corruptelas) para lo cual hace falta tener beneficios y parecerse a las privadas en su falta de respeto por el ambiente, los pueblos originarios o la seguridad. De momento, las primeras empresas del mundo son, en su mayoría, estatales. 
Y lo que se plantea el artículo es que habrá que optar. Aunque también se podría optar para comenzar a dar pasos en serio hacia una civilización post-petrolera. Sería lo más sensato, visto el tiempo que nos separa del agotamiento de ese recurso no renovable (si no es que ya estamos en el "pico del petróleo"). Pero el poder de las petroleras públicas y la influencia de las privadas no tienen ningún interés en que se den esos pasos. ¿Quién dijo que el ser humano era un "animal racional"? Un empirista, seguro que no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario