martes, 3 de agosto de 2010

No se van de Afganistán

Los holandeses sí. Pero los estadounidenses, a pesar del discurso de Obama ayer, no sólo no se van sino que van a aumentar su presencia. El discurso sobre Iraq era, a todas luces, un discurso propagandístico, con el toque personal de dirigirse con nombre, apellido y grado a diferentes veteranos presentes en el acto. Es un truco bien conocido para la propaganda: el toque personal, el lado humano, y hasta incluir los nombres de las respectivas esposas del presidente y del vicepresidente. Era además propaganda porque a finales de agosto quedarán en Iraq más de 50.000 soldados en misión "no militar", algo así como los españoles en Afganistán, que actúan de ONG, pero con más peso en la policía y el entrenamiento. Por lo visto, han olvidado qué pasó en Vietnam cuando se quedaron "sólo" para tareas secundarias. Dice que cierran algunas bases y traspasan otras. Pero se quedan algunas y veremos qué pide el Complejo Militar-Industrial cuando haga falta aportar nuevos contingentes para hacer frente a las nuevas amenazas a los intereses nacionales (de los Estados Unidos, por supuesto).
La razón de la propaganda me parece clara, así que seguro que es más complicada. Pero las elecciones de "mid-term" se acercan, la política de Obama no tiene apoyo en la clase política (incluido su propio partido, aunque votan ampliar los fondos dedicados a esa guerra) y la opinión pública piensa que las cosas están yendo mal y eso el orgullo nacional no lo lleva del todo bien. Eso dice Gallup:


Aunque, eso sí, siguen siendo mayoría, aunque menguante, los que creen que no se cometió un error enviando tropas a Afganistán. Ignoro el dato para España.




Así que "vayámonos" de Iraq y hablemos alto sobre ello para así poder seguir en Afganistán con más ímpetu si cabe y en voz baja.
(Añadido el 5 de agosto: un artículo en The Guardian afirmando que no es que se vayan de Iraq sino que, sencillamente, han cambiado la etiqueta de la operación. Me parece coherente con lo poco que sé al respecto).



No hay comentarios:

Publicar un comentario