viernes, 27 de agosto de 2010

Hijo de puta, pero nuestro

El ayudante de Karzai ahora bajo acusación de corrupto, ha estado en nómina de la CIA.  El gobierno al que defienden las tropas ocupantes no es, precisamente, de lo más "manos limpias" que se pueda imaginar. Pero peor es saber que los "mano sucias" tienen sobresueldo de la CIA.
País de sorpresas: la creación de los Estados Unidos luchando contra los Estados Unidos en plan Frankestein y los rechazados por corruptos aceptados por colaborar. Son unos hijos de puta, pero son nuestros hijos de puta (es una cita erudita de un presidente estadounidense refiriéndose a un dictador centroamericano).

2 comentarios:

  1. Pues con su pan se los coman.
    Nosotros tenemos los nuestros.

    ResponderEliminar
  2. Dos problemas: si no serán los mismos y si no se deberán a una misma causa. El que tengamos los nuestros no es razón para nada. En todo caso, ninguno de ellos son "los míos"

    ResponderEliminar