lunes, 9 de agosto de 2010

Feministas: os van a usar

Cuando los talibán y Osama bin Laden eran entrenados por la CIA para luchar contra el Ejército Rojo que acudía en ayuda fraternal del entonces gobierno comunista de Kabul, nadie dijo nada sobre el maltrato a la mujer en dicho país. 
Cuando se decidió invadirlo para descargar la agresividad del pueblo estadounidense que no entendía que alguien hubiese querido/podido atacarles el 11-S, supimos que los talibán eran profundamente anti-mujer, machistas y patriarcales como ellos solos, chovinistas, marginadores y maltratadores. Eran de lo peor. Los mismos que antes eran de los nuestros, ahora dejaban de serlo y aparecían sus defectos que una parte del feminismo se encargó de subrayar. 
Cuando se instauró un gobierno amigo en Kabul, el problema de la mujer en Afganistán pasó a un segundo y muy discreto plano. Si algún anti-mujer andaba suelto, estaba en la oposición talibán mientras que el gobierno era un dechado de perfecciones incluso para el feminismo más exigente.
Ahora que, país tras país (el último, Holanda), se están yendo de Afganistán (y sus razones deben de tener y van desde el carácter "problemático" del gobierno de Kabul hasta la carencia de un mínimo de justificación para estar precisamente allí y no en otros sitios en los que la situación es todavía más inestable), ahora que se están yendo y algunos comienzan a pensar en irse, digo, se plantea por parte de los "hacedores de opinión" la necesidad de hacer ver que la situación de la mujer en Afganistán deja mucho que desear tanto entre los talibán como en el resto de la población y no se excluye a la clase política que gobierna (en) Kabul. La CIA, según contó  Wikileaks en marzo, está en ello y ya hay varios medios que han entrado en la campaña. Se cuenta con detalles y enlaces aquí. Así que van a proliferar mujeres maltratadas, despreciadas, insultadas, mutiladas y sometidas al burka y al macho feroz. Para desgracia de ellas, son las mismas que han estado sufriendo desde siglos, sólo que sólo nos han preocupado, en particular a sectores del movimiento feminista, cuando ha sido "oportuno". Y lo mismo puede decirse de los medios que se rasgan las vestiduras ante tanta maldad.
(Añadido el 31 de agosto: Más detalles sobre la campaña para "orientar" a la opinión pública mundial aquí)

2 comentarios:

  1. Solo falta observar la posición de diversos medios, que hasta lanzan campañas para evitar la pena de muerte de une mujer argumentando su "crueldad", pero olvidando que por las mismas fechas se ejecutaron nuevamente reos en EEUU y en Japón, pero sobre ésto poco se dijo o se hizo, debe ser porque son menos crueles sus penas capitales...

    ResponderEliminar
  2. Muy buena observación. Cierto que la lapidación es más "televisiva" que una inyección letal o un fusilamiento (respectivamente, algunos estados en USA y en el Japón o la China). Pero son igualmente irreversibles en el caso de "error judicial" y particularmente terribles para el caso de menores de edad como en los Estados Unidos. De todas formas, lo que me fascina es la facilidad con la que se olvida la situación interna de las mujeres de un país (Afganistán) según convenga a la potencia hegemónica.

    ResponderEliminar