lunes, 26 de julio de 2010

Wikileaks

Los periodistas y asimilados que publican Wikeleaks se han apuntado un nuevo poroto. Ya contaron cómo un helicóptero estadounidense había asesinado a unos civiles en zona supuestamente de combate (y no recuerdo ahora si fue en Afganistán o en Pakistán, pero es que el día ha sido un tanto agitadillo en lo personal). Ahora cuentan, en miles de páginas, los desmanes de las tropas de ocupación en Afganistán. Lo curioso es que las noticias que he escuchado por la radio mientras volvía a casa en coche hablan de otra cosa: de que han puesto en peligro las operaciones militares en Afganistán al publicar los planes de las mismas. Son, por tanto, dirán las emisoras españolas, unos traidores a la Patria que ponen en peligro la vida de "nuestros" soldados (raramente hijos de los que tal cosa dicen). Pero lo que dicen otros es que desvelan las inmensas mentiras en que se basa la ocupación de Afganistán. Conociendo los antecedentes de los "Papeles del Pentágono", me reservo mis dudas sobre cuál de las versiones es la verdadera, sin negar la posibilidad de que ambas sean ciertas. Pero no puedo evitar la sospecha de que también en el caso de Afganistán hay mentiras, como las hubo en el caso del Vietnam y, más recientemente, en el todavía sangrante Iraq.
¿Qué hace en Afganistán el ejército español? Cumplir con las obras católicas de misericordia, a lo que parece.
(Añadido el 28: la comparación con los Papeles del Pentágono no sólo se me ocurre a mí sino que también al que en su día los filtró, Daniel Ellsberg)

No hay comentarios:

Publicar un comentario