domingo, 11 de julio de 2010

Violencia machista

Es cierto que se llaman así cosas que no lo son. Por ejemplo, no parece que sea violencia machista que una pareja de ancianos decidan, de común acuerdo, poner fin a sus vidas, para lo cual él la mata y después se suicida. Si me apuran, tampoco tendría que ser llamada tal cualquier violencia producida por un varón contra una mujer por el simple hecho objetivo de que él es varón y ella es mujer: ha de haber algo más. 
Sin embargo, hay casos en los que el machismo es evidente: la violencia se produce precisamente porque ella es mujer y se encuentra en una posición estructuralmente vulnerable en la sociedad. El Times of India recuenta los casos y da algunos ejemplos extremos de mujeres asesinadas por los motivos más baladíes (haber recibido un disco dedicado en la radio o haber tenido un determinado sueño el varón de marras), unidos a legislaciones de países en los que casi es un eximente el que el asesino sea varón y la asesinada sea mujer, siempre que haya de por medio cuestiones de adulterios o sexo ilegítimo (pre-matrimonial) o incluso la pretensión de la mujer de decidir por cuenta propia. Situado el reportaje en su contexto, igual tiene motivaciones aviesas, pero las fuentes que proporcionan los datos son de confianza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario