jueves, 15 de julio de 2010

Millonarios jóvenes, ¿pobres viejos?

Por lo menos en Asia. El gráfico muestra la edad media de los ricos y donde dice "Mainland" hay que entender "China (continental)", para distinguirla de "la otra China (Taiwán)" y de los recientemente incorporados (Hong Kong -el sentido del tiempo de los chinos da un significado especial a ese "recientemente"-).


El People's Daily on line lo cuenta con algo más de detalle a partir de un informe del HSBC que considera ricos a los que disponen de un activo circulante superior a los 73.840 dólares (500.000 yuan). Esa sería su "línea de riqueza". Hay más datos curiosos: los ricos chinos son, en media, más ricos que el resto y, dos, los ricos chinos han visto aumentar sensiblemente su riqueza en los últimos seis meses.
El reportaje no cuenta cuántos ricos así definidos hay en cada país, ni qué porcentaje suponen sobre el conjunto de la respectiva sociedad. Y me encantaría saberlo. 
Eso sí: una vez más, sabemos más sobre los ricos que sobre los pobres incluso a pesar de la nueva medida que desde Oxford se anuncia para el próximo informe del PNUD sobre el desarrollo humano. No cubre a todos los países (sólo a un centenar) ni dice nada sobre qué ha producido esa pobreza que, eso sí, queda medida mejor que con la chapucilla del Banco Mundial pasando su "línea de pobreza" de 1 dólar por persona y día a paridad de poder adquisitivo con los Estados Unidos a 1,25 US$, que, como se ve, es un avance espectacular en la medición.
Hay una razón obvia: sabemos más sobre los ricos porque son muchos menos que los pobres. También porque interesa más ese tema que el molesto tema de los pobres: muchos quieren ser ricos, muy pocos quieren ser pobres -el voto de pobreza, por cierto, no hace pobre al que lo hace-. Pero la pregunta sobre la edad no es inocente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario