domingo, 4 de julio de 2010

La lengua del desarrollo

Tal vez tú creías que era el inglés: sin el inglés, no puedes ir a ninguna parte y menos en internet. Pues no: el titular del People's Daily on line dice otra cosa. Dice que los uigures aprenden la "lengua del desarrollo" y que ésta es el mandarín (lo llaman así). Mucho que explicar.
Los uigures son una de las muchas minorías que existen en la China comunista y se encuentran sobre todo en Xinjiang, una provincia separatista desde hace años. No sólo separatista (hay una dotación extra del ejército rojo para evitar veleidades independentistas y eso antes de los enfrentamientos que hubo recientemente). Son de mayoría musulmana y tienen petróleo. Excelente combinación para que se convierta en una de las zonas utilizables para debilitar el ascenso de la China en la escala mundial (también está Taiwán, el Tibet, la desigualdad entre las provincias de la costa y las del interior, el aumento de la desigualdad de renta y demás). Seguro que la CIA trabaja a partir de esos datos reales y, en el caso de Xinjiang, apuesto a que tienen la colaboración de la muy democrática y wahabista Arabia Saudita.
En tiempos de Francisco Franco, las lenguas periféricas de la Península eran despreciadas (incluso por sus propios hablantes) y se instaba a los nativos a que hablaran "la lengua del imperio", que vaya imperio que podía ser la España de los años 40, destrozada por una guerra civil y una represión posterior acompañada de pequeños focos guerrilleros (los maquis).
Las autoridades chinas han encontrado un argumento parecido: hable usted "la lengua del desarrollo". El "puton hua", lengua común o, como dice el periódico, el mandarín, sería la lengua mayoritaria en la China. Hay otras muchas, aunque tienen la ventaja (imperial) de que se escriben de la misma forma y pueden ser leídas por hablantes diferentes que, de viva voz, no se entenderían. 
Y curioso también que acepten lo de "mandarín", subrayando, sin querer probablemente, el papel que la burocracia imperial tuvo en la articulación de el Imperio del Centro. Ahora la burocracia se llama Partido Comunista Chino y, por lo que se ve, siguen dedicados al "nation building" aunque esta vez bajo el lema de la "visión científica del desarrollo" como establecieron en su XVII Congreso (cito de memoria).
Si esa lengua tiene que ser la lengua del desarrollo de los no incluidos en el imperio actual, es cosa que habrá que ver. Pero llevará mucho tiempo. Más de lo que llevó el inglés en convertirse en lengua del desarrollo o el castellano en lengua del imperio (americano).
(Paréntesis: ayer, día 4, fue el aniversario de las manifestaciones y la violencia que se desencadenó en Urumqi, Xinjiang, como se encarga de recordar la agencia de noticias Xinhua. No siempre los "desarrollados" aceptan así como así el "desarrollo". Ahí y en muchas otras partes del mundo)

1 comentario:

  1. Xinjiang es una región autónoma, no una provincia. En el hecho de que quiera separarse ya no me meto.

    ResponderEliminar