lunes, 12 de julio de 2010

Desarrollo y Sumak Kawsay

Hoy comienza en la uni de Alicante un curso de verano sobre "Desarrollo y diversidad cultural: conceptos y medidas del Sumak Kawsay". El programa está aquí y me va a tener alejado del blog durante toda la semana.

Se ha tendido a identificar desarrollo con crecimiento económico. Sin embargo, esa idea ha entrado en crisis y son muchas las alternativas que se han propuesto. Van desde el “decrecimiento” al “post-desarrollo”. Una de ellas proviene de los Andes y de las culturas de sus pueblos originarios. El curso “Desarrollo y diversidad cultural: conceptos y medidas del sumak kawsay”  aborda estos problemas. “Sumak kawsay” es una palabra kichua que aparece en la nueva constitución ecuatoriana del mismo modo que, en la boliviana, se recogen los distintos nombres que sus pueblos originarios han dado al ideal de la Vida Buena (que ya está en Aristóteles). En el caso boliviano, “suma qamaña” sería la palabra aymara correspondiente a la kichua ecuatoriana. La traducción es Buen Vivir, como se dice en Ecuador, o Vivir Bien, como se prefiere en Bolivia.
La tarea del curso es definirlos por parte de expertos que provienen de ambos países, situarlos en las tradiciones tanto occidentales como amerindias y, sobre todo, buscar las mejores maneras de medirlos. El Instituto Universitario de Desarrollo Social y Paz viene trabajando desde tiempo en el tema y este es el momento en que se dan a conocer los pasos dados en dicho empeño.
El curso puede resultar interesante para públicos muy heterogéneos. En primer lugar, para los interesados en la cultura y situación política de países como Bolivia y Ecuador, representantes, por otro lado, del “socialismo del siglo XXI”. En segundo lugar, para los que buscan nuevas formas de cooperación al desarrollo que no sean resultado de la imposición de formas de ver europeas en un nuevo episodio colonizador. En tercer lugar, puede ser útil para los que estén interesados en nuevas formas de medir el bienestar de las personas sin quedarse, pero sin excluir, el PIB. Finalmente, será de interés para los que quieran situar las diferentes alternativas en un contexto más amplio, atendiendo a los planteamientos económicos, sociales, culturales e incluso filosóficos al respecto. La visión global está garantizada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario