viernes, 16 de julio de 2010

Ciudades competitivas

Dicen que la "competitividad por encima de todo" es un rasgo constitutivo del capitalismo. Los que buscan alternativas, de una forma u otra tienen que acabar usando la palabra "solidaridad". Una vez más, la lucha por la existencia y supervivencia del más apto al estilo del darwinismo social por un lado y, por otro, "la ayuda mutua como factor de evolución" de Kropotkin por otro. Volveré a ese tema en otra ocasión porque creo que no son tan opuestos como los partidarios de uno y otro extremo quieren hacer pensar.
Pero lo que ahora me trae al teclado es la publicación de un informe sobre la competitividad de las ciudades (ni me preocupo en saber cómo puede ser competitiva una ciudad si se la desagrega en sus barrios -favelas, callampas, chabolas por un lado y barrios elegantes protegidos medievalmente por otro- y sus diversos actores). Urban Competitiveness Report 2009-2010.  Nueva York, Londres, Tokio, París, Chicago, San Francisco, Los Angeles, Singapur, Seul y Hong Kong, están en los diez primeros puestos.
Dos cosas me resultan dignas de mención en el asunto. Una, que el informe se produce en la China (Academia China de Ciencias Sociales), aunque dirigido por un estadounidense. Y, otra, que los periódicos y fuentes chinas que manejo (en inglés, claro) se muestren muy contentos de saber que hay seis ciudades entre las cien primeras del mundo en cuanto a competitividad. 
Que, encima, anuncien un crecimiento del PIB del país en un 11 por ciento (sí, sí, ya sé que el PIB es el indicador más engañoso que existe), hace pensar que los dirigentes del país están más por Darwin que por Kropotkin, una vez abandonado el "socialismo con rostro chino". Porque la distinción relevante sigo creyendo que es la de competitividad-solidaridad, no la de derecha-izquierda que sólo se aplica a países de tradición cristiana y suficientemente grandes y, encima, es cada vez más irrelevante como predictor de qué va a hacer un gobierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario