domingo, 16 de mayo de 2010

Público - privado

No son empresas públicas sino "government sponsored enterprises" y funcionaron mal mientras fueron privadas y funcionan mal ahora que están "esponsorizadas" por el gobierno. Me refiero a Fannie Mae, que ahora pide 8.400 millones de dólares en ayuda adicional. Sea porque el sector va mal, sea porque está pésimamente llevada, el caso es que el que sea pública o privada cuenta poco. No es como para convertirlo en un argumento a favor de uno u otro sector, sino, sencillamente, como un caso, un pequeño elemento, de duda respecto a las afirmaciones tan tajantes de unos y otros, aunque hay que reconocer que los "libertarios", es decir, los partidarios a ultranza del sector privado suelen ser más vociferantes aunque últimamente, con tanto rescate y salvataje, hayan reducido el nivel de sus decibelios que, por cierto, dedican a otros asuntos. También los "societarios" andan ocupados en otras cosas, pero el debate público-privado está subyacente. Y cuando hay debate en el sentido de que cada cual defiende sus posiciones como si fuese un castillo asediado, lo último que se puede esperar es algo de luz sobre la realidad de las cosas. Un fiscal o un abogado defensor, lo último que buscan es la verdad: lo que quieren es defender sus posiciones, en contra o a favor del acusado. La verdad, ¿qué es la verdad? que diría Pilatos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario