viernes, 21 de mayo de 2010

Desorden callejero

Los llamaron "IMF riots", desórdenes causados por el Fondo Monetario Internacional y sus "condicionalidades" a los países endeudados de años pasados. Obvio: si obligas a recortar salarios y pensiones y a reducir gastos (sociales, por supuesto), lo esperable es que la gente se irrite y salgan con esa de que "los que causaron la crisis que la paguen" o "no vamos a pagar los platos rotos por otros que, encima, se están embolsando una pasta". Al fin y al cabo, eso es lo que se ha terminado por decir en el Congreso de los Estados Unidos cuando se ha intentado evitar el aporte de los Estados Unidos a los programas de "rescate" (so to speak) del Fondo Monetario Internacional (léase el artículo, para que no se crea que son cosas de rojos: en el Congreso de los Estados Unidos hay muchos millonarios y ningún rojo)
Como ya se ha visto que Inglaterra está entre los países fuertemente endeudados que podrían sufrir este tipo de imposiciones, no es extraño que desde la policía inglesa de advierta del riesgo de desórdenes callejeros como los que hubo en el país en los años 70 y ha habido en Grecia recientemente. 
Cierto que la advertencia puede sonar a un aviso al nuevo gobierno de coalición y sus intentos de recortar el gasto... en policía. Pero eso no quita que tenga su lógica. Una vez más, déja vu. Me suena.

1 comentario:

  1. Las verdades y las mentiras están hechas de lo mismo: Palabras.

    http://botedeplumas.villena.org/2009/06/08/9/

    ResponderEliminar