domingo, 9 de mayo de 2010

Baile de cifras habitual

Un grupo de catalanes se ha reunido ante la sede de Naciones Unidas en Ginebra (la importante es la de Nueva York, pero queda lejos y hay cenizas de volcanes de por medio) para afirmar su nacionalidad y su deseo de integrarse en la ONU con Estado propio. Nada que objetar al derecho de manifestar sus preferencias políticas. Mi problema es el de siempre que hay una manifestación, sea del tipo que sea: ¿cuántos eran los manifestantes?. 
La cuestión no es interesante porque crea que siendo más o menos su argumento vale más o menos: en tiempos de Galileo, la mayoría pensaba, con la Iglesia, que era el Sol el que se movía; quiero decir que la regla de la mayoría no es para encontrar la verdad sino para tomar decisiones y, de momento, todavía no son mayoría los independentistas aunque un referendum de autodeterminación tendría mayores probabilidades de ganar en Cataluña que en el País Vasco -y no te digo si se hace en Euskal Herria, es decir, incluyendo los departamentos franceses-. 
Pero a lo que íbamos: la pregunta es interesante porque indica que, para algo observable y medible, no hay acuerdo. No tendríamos que extrañarnos de que, leyendo periódicos que miltan en manías diferentes, saquemos la impresión de que se refieren a realidades diferentes. Los manifestantes:
  • La agencia EFE, y recoge el ABC, dice que eran 500.
  • La agencia France Presse dice que eran 1.600 y añade el dato de que la manifestación fue convocada por 84 organizaciones que agrupan a unos 10.000 independentistas (deumil.cat).
  • La Vanguardia dice que eran 2.500.
  • El Mundo, que eran 4.000 y no es el único (E-notícies también lo dice y añade que estuvieron presentes algunos cargos de Esquerra)
¿Por qué falsean la realidad? (porque es evidente que alguno de ellos no tiene razón y que  tal vez se inventa la cifra, sea quien sea). Pues se puede elegir: desde ningunear la propuesta y hacer ver que se trata de "fringe", "frikis", minorías fanatizadas hasta asustar a la concurrencia con la ola de independentismo que nos invade, pasando por decir que "som una nació" y la prueba es los que lo dicen. Y seguro que hay más razones que no se me ocurren. porque no soy tan retorcido como algunos periódicos militantes. L'embarras du choix.

2 comentarios: