sábado, 29 de mayo de 2010

Ataque a Pakistán

Lógica aplastante y nunca mejor dicho. El gobierno de los Estados Unidos, según cuenta el Washington Post y lo reproduce con un contenido alborozo el Times of India,  está sopesando la posibilidad de atacar al territorio soberano de Pakistán si se produce cualquier ataque en suelo estadounidense que puede relacionarse con las areas tribales (sic) de Pakistán. Algo así como se hizo con Afganistán: que ya que se afirmaba que Al Qaeda campaba por sus respetos en dicho país, lo mejor que se podía hacer era invadir el país.  De hecho, en Afganistán siguen muriendo civiles (mujeres, niños) en ataques teledirigidos, según dice el New York Times. La razón de fondo era la misma: el gobierno (paquistaní, afgano) no era del agrado del gobierno de los Estados Unidos. Una vez más, triunfo del derecho internacional público e insurgencia contra los invasores por parte de los partidarios del gobierno derrocado (Afganistán) y ya veremos por parte de quién en Pakistán, potencia nuclear por cierto y, por tanto, más difícil de ser atacada que Irán, que no lo es aunque, a diferencia de Israel, sí haya firmado el Tratado de No-Proliferación Nuclear (otro prodigio del derecho internacional: los Estados Unidos lo incumplen sistemáticamente). No hay que buscar mucho para encontrar ejemplos de la doble moral o del doble rasero con que se aplica el susodicho "derecho" internacional que, traducido al román paladino es, sencillamente, la ley del más fuerte que, aunque no ataque, le basta con amenazar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario