lunes, 8 de marzo de 2010

Iraq: no me salen las cuentas

No me preocupan tanto las elecciones iraquíes ni los anuncios de posible pucherazo que las precedieron y que no fueron acompañados de medidas para evitarlo. Lo que me preocupa es el calendario. Si van a dejar una democracia en cuyo espejo se mirarán todos los regímenes del Medio Oriente, ya puedo suponer que se trató de una de tantas exageraciones del George W. Bush y sus "speech writers". Lo del calendario es que con las elecciones de este domingo repiten que comienza a correr al tiempo de que los Estados Unidos dejen Iraq y, si todo va bien, haya sólo 50.000 soldados (no se dice cuántos "contractors" tipo Blackwater) en agosto como asesores y ninguno en 2011.
No sé qué van a hacer con una embajada que tiene el tamaño de la Ciudad del Vaticano. No me los imagino haciendo un parque temático, tipo Disneylandia. Pero tampoco sé qué van a hacer con las 75  bases militares en el resto del país. ¿Condominio? Vale la pena darle un vistazo a las cifras que se publican aquí sobre lo que cuesta la guerra en soldados, "contractors", vidas humanas (estadounidenses), calidad de vida de los iraquíes y otras cifras más. ¿Y se van a ir así, de rositas cuando habían dicho que había armas de destrucción masiva que sabían que no existían? Alguien habrá hecho caja mientras y sí le salen las cuentas. En la página que acabo de citar se sabe de algunos que han hecho negocios allí y muy suculentos y no necesariamente limpios. Véase y disfrútese.

No hay comentarios:

Publicar un comentario