domingo, 14 de marzo de 2010

El mayor contaminador

A veces, poner las cosas en su proporción ayuda a entenderlas. Por ejemplo, saber que la mayor parte del comercio mundial es entre países ricos, que la mayor parte del comercio entre países ricos es entre multinacionales y que la mayor parte del comercio entre multinacionales es comercio dentro de la misma empresa, ayuda a entender el carácter del mercado internacional, planificado en última instancia: la empresa X vende repuestos de su fábrica en el país A a su fábrica en el país B a los precios que le da la gana, generando ganancias o pérdidas "nacionales" alli donde le interesa por cuestiones fiscales o políticas aunque, a escala mundial, el beneficio quede asegurado. Si los sindicatos no quieren entender eso y mantienen sus polítcas a "escala nacional", es parte del problema. Evidentemente, cualquier cosa menos "proletarios del mundo entero, uníos". Los que se unen son los planificadores de las empresas multinacionales.
Ahora encuentro, a propósito de un penoso artículo de Al Gore, un dato igualmente útil para entender el mundo y es que el mayor contaminador del mundo son los Estados Unidos (aunque se discute si la China no le habrá alcanzado ya, pero es que ambos gobiernos difieren en sus artes de ocultar los datos, aunque ambos lo hacen) y que, dentro de los Estados Unidos, el mayor contaminador es el Departamento de Defensa. Podemos reciclar lo que queramos, apagar las luces, evitar las emisiones domésticas, pero el Departamento de Defensa no parece que se vaya a sentir afectado. Más bien, se sentirá liberado para contaminar todavía más, gracias a lo que dejamos de contaminar (chocolate del loro) los probos y responsables ciudadanos. ¿Cuanto peor, mejor? No parece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario