miércoles, 17 de febrero de 2010

Violencia en las aulas

Le Monde de hoy trae un artículo sobre el tema. Me gusta su entradilla:
Violence à l'école : depuis vingt ans, une dizaine de plans de prévention pour peu de résultats.
Aucune annonce politique ne s'est durablement traduite par une diminution des actes violents en milieu scolaire. Une politique efficace demande du suivi, du sur-mesure, de la patience et de l'humilité.
Reconoce que el problema persiste a pesar de una decena de planes de prevención y que lo que haría falta es algo más de seguimiento, de paciencia y ¡de humildad! Me gusta porque reduce los entusiasmos de los que creen haber encontrado la piedra filosofal y suponen que con la aplicación de la misma el problema va a desaparecer de un día para otro. Peor son los  románticos que no quieren ver el problema. Porque el problema es complicado, tiene muchos factores (no sólo uno) y, por tanto, no hay soluciones milagrosas y menos las que sólo afectan a uno de dichos factores como pueden ser las propuestas de cultura de paz o educación para la paz. Que hay que trabajar en esa línea, parece claro. Pero no se puede esperar que dé resultados si no van acompañas de acciones sobre los restantes factores como son la desigualdad, la marginación y exclusión, el papel de los medios de comunicación realmente existentes, el ejemplo visible de "los de arriba" (en particular, el de "los países de arriba" en general y el de los Estados Unidos y su OTAN en particular), el desempleo y demás factores que generan frustración que genera agresividad que se traduce en violencia hacia fuera o en violencia hacia dentro también llamada depresión. Como tantos problemas de la escuela, no se resuelven sólo en las aulas.

2 comentarios:

  1. Igual me he vuelto vago, pero me gustan mucho estos posts cortos. Los leo con más ganas.:))

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Paco. Lo intentaré, pero no me comprometo: sale lo que sale.

    ResponderEliminar