viernes, 19 de febrero de 2010

La razón de la fuerza

Los estadounidenses, cuyo gobierno gasta un presupuesto militar que es la mitad del total de presupuestos militares del mundo, no acaban de estar satisfechos con su fuerza. La última publicación de Gallup daba estos resultados:

La línea de abajo es la de los que creen, como yo, que el gasto militar los hace más "fuertes" de lo que necesitarían. Si el ejército es para defender el propio territorio y algo para la represión de cualquier intento serio de subvertir el orden establecido, el gasto parece un tanto exagerado. Si es para defender "los intereses nacionales", es decir, los de sus élites, tal vez siga siendo exagerado. Si es para llevar adelante una politica imperial de ocupación del territorio planetario, lo que es exagerado es el intento, como lo prueba el caso de Marjah,, donde, junto a los ingleses, no están pudiendo contra un número indeterminado de talibán (no más de mil) armados, en muchos casos, con bombas caseras y, en todo caso, con un presupuesto militar más bien exiguo. "Hybris" llamaban los griegos  a esto que parecen tener los gobiernos de los Estados Unidos y antes la tuvo el de Inglaterra y, antes, los reyes de las Españas (incluyendo en sus territorios, por unos años, a Portugal).
En todo caso, los que creen que no es suficientemente fuerte han sido mayoría dos años, 2007 y 2008, en plena histeria de "guerra contra el terrorismo", cuando parece razonable pensar que un ejército sobredimensionado no es la mejor arma para ganarla sino para azuzarla. Y ahora, en esta toma, los que creen que tal como está, está bien, y los que opinan que no es suficientemente fuerte están empatados.
No está de más recordar que no sólo tienen el mayor presupuesto militar del mundo y que el presupuesto militar del Premio Nobel de la Paz Barack H Obama es el más alto en toda la historia de los Estados Unidos, sino que su industria armamentística es el auténtico motor "keynesiano" de su economía, cosa que se ve en el consumo interno y, sobre todo, en sus exportaciones y que puede resultar interesante en tiempos de crisis. Frida Berrigan lo ha documentado recientemente.
Así que no sería de extrañar un "masaje" a la opinión pública por parte del Complejo Militar-Industrial (según la frase de Eisenhower). para que vean la realidad con justos ojos, es decir, los de los que están convencidos de que hay que gastar más en  el terreno militar porque nos amenazan todos y nadie nos quiere. Defenderse del terror de esa propaganda debe de ser realmente difícil. Que se vuelve contra Obama, en cambio, parece fácil de aceptar. Él mismo ha reconocido que los ciudadanos estadounidenses están rabiosos y por eso votan y votarán con rabia.
(Añadido el 3 de marzo: leo que la victoria en Marjah se ha proclamado justo para la cosecha de opio. Qué casualidades trae la vida)

No hay comentarios:

Publicar un comentario