sábado, 6 de junio de 2009

Se acabó la campaña

Un amigo me suele enviar fotografías con señales de tráfico divertidas. De la última entrega retengo dos porque vienen a cuento.
Por un lado, el tolerante y permisivo, algo así como la mítica Córdoba de la que habló Obama en El Cairo o la Escuela de Traductores de Toledo en el siglo X.



Y, por otro, el represor, la "Inquisition" con la que se lió Obama en el dicho discurso:



Lejos de mí añadir el "you choose", tú elijes, porque no se trata de eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario