viernes, 22 de mayo de 2009

Optimistas, pesimistas y otros animales

"The pessimist complains about the wind; the optimist expects it to change; the realist adjusts the sails.”—William Arthur Ward
Vale. El pesimista es un quejica, el optimista espera tener razón un día y el pragmático decide en función de los datos y ajusta las velas. Sólo el estúpido niega que haya viento.
Y, como añadiría un relativista -a lo Einstein-, no vendrá mal preguntarse si es el viento el que se mueve o lo que se mueve es el vehículo en el que uno va. No conviene fiarse de las sensaciones. Estas deben pasarse por el tamiz de la observación razonable.
Como no conviene fiarse de lo que uno ve por una televisión que miente cuando dice "está pasando, lo estás viendo", ya que hay cosas que pasan y no se ven, y cosas que se ven y no pasan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario