sábado, 4 de abril de 2009

Depresión

"No se preocupen por las Bolsas -y los Bancos-; preocúpense por los que van a perder su empleo: los trabajadores". No lo dice alguien que pueda ser sospechoso de connivencias con el rojerío: lo dice Robert Reich, que fue Secretario (ministro) de Trabajo en los Estados Unidos. 
Igual así se salía antes del lío en que estamos que diciendo las cosas políticamente correctas que dicen los gobernantes, más preocupados por Ibex, el Nadaq y demás artilugios y por cuál va a ser la próxima entidad financiera que haya que socorrer y menos preocupados por el desempleo que genera contracción de la demanda. Pero ya se sabe: donde manda capitán (o capital) no manda marinero (o currantillo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario