domingo, 5 de abril de 2009

Crisis, ¿qué crisis?

Según un estudio de la Universidad de Washington, lo que hay arriba a la izquierda es el espesor medio  de hielo en el Ártico en marzo y a la derecha (siempre arriba) en septiembre según seis modelos con los que se pretende predecir el funcionamiento del asunto. Lo que hay abajo es el Ártico alcanzando condiciones de ausencia de hielo en verano.



Hasta ahí, juegos de matemáticos. Pero si se tomasen en serio, la conclusión del estudio es que esa ausencia de hielo se alcanzaría, de seguir las cosas como están y no se hace nada por evitarlo, en 30 años y no en 90 como otros modelos había previsto.  Por poco no lo voy a ver ;-)
No haría falta que dijese, pero lo digo, que carezco de conocimientos e información para evaluar los modelos y tampoco hace falta decir que solemos tener la tendencia a aceptar antes las predicciones catastróficas que las paradisíacas. Pero eso no quita para reconocer que todo parece apuntar a que existe un problema planetario. 
Primero, porque lo que están diciendo es "si no se hace nada para evitarlo" y, de hecho, no se está haciendo nada para evitarlo ya que estamos más ocupados en la crisis económica sin ver sus relaciones con la crisis medioambiental, monetaria, energética y alimentaria que, encima, se alimentan unas a otras. 
Segundo, porque estas relaciones mutuas (además de la retroalimentación) se da en un sistema muy, pero que muy complejo y alejado del equilibrio que es el Planeta, difícilmente modelizable (efectivamente), pero que se reconoce como tal no para desdeñar las modelizaciones sino para ser conscientes de que los resultados podrían ser peores que lo modelizado y más con la "huella ecológica" que estamos dejando en el Planeta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario