martes, 3 de marzo de 2009

GM como símbolo

La caída de la General Motors es espectacular. Bancarrota, huida de socios, desconfianza. Es como la caída del imperio romano: que se ven las piezas caer de manera desordenada y caótica en esta historia llena de ruido y furia. Parece que terminó (o, por lo menos, queda en suspenso) la edad del automóvil a petróleo. Es una civilización que se va.
Bueno, seamos algo menos exagerados y reconozcamos que si no es una civilización la que se va (aunque creo que sí), por lo menos el hundimiento estrepitoso de la GM es un buen símbolo del fin de los Estados Unidos como potencia hegemónica.
El "siglo americano" (es decir, estadounidense) comenzó a finales del XIX pero no sería hasta principios del XX que, utilizando muy inteligentemente (o teniendo mucha suerte con) las dos Guerras llamadas Mundiales, acabó sustituyendo a Inglaterra que había sido la potencia hegemónica en el XIX, cuando "Britannia rules the waves". El cenit lo alcanzaría a mitad de los años 40 cuando consiguió que la arquitectura política del mundo (la ONU), su músculo militar (la OTAN), su ayuda económica (el FMI y el BM nacidos de Bretton Woods) y hasta la cultura (Unesco), estuviesen a su servicio. 
En 1953, el general Eisenwhower, presidente de los Estados Unidos, nombró a Charles E. Wilson como secretario de defensa (ministro de la guerra). Siguiendo la norma estadounidense, su nombramiento fue precedido por sesiones en el Senado ("hearings") en el que los representantes le preguntaron de todo un poco para ver si era apto para el cargo. El mayor problema que, por lo visto, tuvieron los senadores, fue el pequeño detalle de que Wilson era presidente de la General Motors, así que le preguntaron si, como secretario de defensa, podría estar empujado a tomar decisiones contrarias a la GM. Por supuesto que sí. Claro que podría ser, pero que la probabilidad era bajísima ya que él estaba convencido, y lo había estado durante muchos años, de que "lo que era bueno para el país, era bueno para la GM y viceversa". 
Nos lo podemos creer, pero si lo hacemos, tendremos que concluir que algo está pasando en los Estados Unidos si la GM se cierra por derribo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario