jueves, 19 de marzo de 2009

Detengamos Bolonia

A la entrada de la universidad en la que estoy ahora hay una gran pintada, en la lengua local, que dice eso: detengamos Bolonia.
Suponiendo que se sepa de qué se está hablando (cosa que es razonable pensar que no), es un objetivo inútil: eso que llaman "Bolonia" se detendrá solito: para lo central de dicho plan, no va a haber dinero ni privado ni público. ¿Nueva pedagogía? ¿Otro ratio profesor-estudiantes? Ni de vainas.
Eso sí, mientras en el día de ayer, en otra universidad pública de la ciudad, había encontronazos entre la policía y los estudiantes, en esta en la que estoy es como si no pasase nada. Caso de desproporción entre los implicados y su impacto mediático y los indiferentes que no aparecen en los medios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario