domingo, 25 de enero de 2009

Petróleo: Doctrina Carter, práctica Obama

Carter, el pacifista, lo dejó meridianamente claro en su discurso sobre el estado de la Unión de 1980 y se conoce como "Doctrina Carter":
Let our position be absolutely clear: An attempt by any outside force to gain control of the Persian Gulf region will be regarded as an assault on the vital interests of the United States of America, and such an assault will be repelled by any means necessary, including military force.
O sea que no dejarán que nadie (nadie) llegue a controlar la región del Golfo Pérsico ya que lo considerarían un ataque a los intereses vitales de los Estados Unidos (véase el mapa y obsérvese la distancia) y, por tanto, se sentirían legitimados a evitarlo por todos los medios, incluida la fuerza militar.
Como una cosa es la esperanza y otra el cambio, lo que ahora plantean algunos es si Obama va a seguir esa doctrina. Hay alternativas: depender menos del petróleo pérsico y más en el canadiense, mexicano y venezolano. Con datos oficiales publicados este mes y referidos a octubre de 2008, estos son los primeros países de los que importa petróleo los Estados Unidos y sus respectivas cantidades (obsérvese, de paso, que Venezuela ocupa el cuarto lugar, es decir, que ha subido puestos)

Canada
80,186
Saudi Arabia
46,104
Mexico
44,428
Venezuela
36,018
Nigeria
30,347
Iraq
17,890
Algeria
17,218
Angola
16,703
Russia
12,214
United Kingdom
11,962
Brazil
10,988

Y comenzar a abandonar la civilización del petróleo y entrar en una era post-petrolera progresivamente. Tantas guerras y tantas muertes en Oriente Medio son un precio demasiado alto para unos supuestos "intereses vitales" de los Estados Unidos. Sin embargo, ahí yacen, y no sólo ahí, las "presiones estructurales" que algunos ven sobre la política exterior estadounidense y que la hacen relativamente estable. En todo caso, Carter pertenecía al mismo partido que Obama, lo cual, cierto, en los Estados Unidos no significa lo que significa en España, pero algo sí que debe de significar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario