lunes, 1 de diciembre de 2008

Choques interreligiosos en Nigeria

Radio France Internationale, para hablar de los más de 600 muertos producidos por enfrentamientos hasta el sábado en Jos, Nigeria, se refiriere a ellos como "enfrentamientos interreligiosos". No conozco la situación pero mi primera reacción es pensar qué hubiésemos dicho si la guerra de las Malvinas/Falklands de 1982 entre Inglaterra y Argentina la hubiésemos llamado "la guerra entre anglicanos y católicos" y no la "guerra del Atlántico sur", bonito truco para evitar tomar posiciones por uno u otro bando. En todo caso, no todos los de un bando eran anglicanos ni los del otro eran católicos.
Como digo, no conozco la situación nigeriana, fuera de su importancia petrolera para los Estados Unidos (entre sus cinco primeros proveedores). Pero me es suficiente la misma noticia así titulada para saber que se trata de un enfrentamiento político entre partidos políticos con bases sociales diferentes (entre sus diferencias están las religiosas, pero no son las únicas diferencias ni son partidos religiosos o monolíticamente religiosos, cristianos o musulmanes). No odian la religión del otro sino lo que consideran una mala práctica política del otro. Además, juegan migraciones de grupos mayoritariamente de una religión a zonas en las que otra religión se practica. Pero lo importante no es la religión sino la relación laboral y política que se establece entre los grupos, con fuerte grado de frustración por ambas partes. Eso sí, esa frustración de unos que ha generado agresividad se descarga contra edificios religiosos a lo que los otros, en "legítima" venganza, responden con sus propios ataques. 4 mezquitas y 5 iglesias destrozadas y 600 muertos que son muchos más que los producidos en Mumbai. Otras fuentes dan 400 muertos. Toque de queda, pues, este domingo como forma relativamente sensata de detener la dinámica acción-reacción (tu me matas a uno mío, yo te mato a uno tuyo en venganza, tú te vengas, yo me vengo y, al final, nadie recuerda quién comenzó la ofensa que, en todo caso, tiene poco que ver con la religión, fenómeno sin duda importante pero no tan importante como se presenta).

No hay comentarios:

Publicar un comentario