viernes, 14 de noviembre de 2008

Repsol, Gazprom y otras minucias

Al ministro español Solbes le "chirría" que Repsol pueda ser comprada por una empresa pública. Son los tiempos que corren.
Recuerdo que las "Siete hermanas", las grandes empresas petroleras de los años cuarenta, eran todas privadas: las estadounidenses Exxon, Gulf, Texaco, Mobil y Socal y las británicas BP y Shell, después reducidas a 4 por fusiones, que controlaban el 10 % de la producción y el 3 de las reservas de petróleo mundiales. En 2007 son estatales o gubernamentales: la saudita Aramco, la rusa Gazprom, la china CNPC, la iraní NIOC, la venezolana PDVSA, la brasileña Petrobras y la malaisia Petronas, controlando un tercio de la producción y de las reservas. 
El Petroleum Intelligence Weekly Top 50 de este año es de pago y mis finanzas no me permiten acceder al mismo. Sí sé que los Estados Unidos sigue siendo el mayoritario en la lista de los Top 50 con nueve empresas en la cumbre, seguido de Rusia con siete y el Reino Unido con tres. El ranking de 2007 (el publicado en 2008), como digo, no he podido verlo, pero sí el publicado el año pasado. Voy a intentar pegarlo:



Gazprom ocupa el puesto 12 en esta especie de olimpiada y Repsol YPF el 25. Pero lo interesante es la última columna: de las 25 primeras hay ocho totalmente privadas. El resto tiene participación estatal (dice que el gobierno brasileño sólo tiene una participación del 32 por ciento en la propiedad de Petrobras; así será si así lo dicen) y en torno a la mitad, con participación al cien por cien. Esa es la tendencia, que es lo que Alfredo Jalife-Rahme llama "globalización petrolera". Estatal, por supuesto.
Ya puestos, véase qué mundo tenemos si se consideran los países productores, consumidores, exportadores, importadores y con reservas de petróleo (y de gas), según el CIA World FactBook 2008.


 He añadido una interrogación a la U.E. (Unión Europea) como segundo exportador del mundo. Me extraña (el dato es de 2001). Que sea la segunda en consumo y la primera en importación, me encaja, porque USA está entre los productores muy por encima de la U.E. (que, básicamente, es Inglaterra, porque Noruega va por otro lado). Cierto que no es U.A.E. (Emiratos árabes) que ya aparece en otros sitios. Pero tómese nota del papel que ocupan Irán, Venezuela, Nigeria y Libia en las distintas olimpiadas. Y dónde aparecen la China y la India. Añádase por qué nos resulta tan simpática Arabia Saudita, pre-feudal, anti-mujer, wahabita, financiadora de terroristas y otras lindezas que no se le toleran a nadie más. Por suerte, no hace falta invadirla. Ni probablemente se podría.
Al margen de lo que parecen ser errores de la CIA (no es le primero ni será el último), sí se puede concluir que igual que en otro tiempo fue moda privatizar empresas públicas y regalárselas a los amigo, incluso a los compañeros de pupitre en la infancia, ahora la moda (igualmente moda) es nacionalizarlas o, como se dice púdicamente, desprivatizarlas. 


1 comentario:

  1. Interesante lo de las 7 hermanas y la realidad actual que se orienta a la participación del Estado.

    ResponderEliminar