lunes, 24 de noviembre de 2008

Lukoil y Repsol

Ya comenté lo de Gazprom. Ahora le toca a Lukoil.
Primero, que los pobres no han podido recuperar Qurna Occidental 2, de donde sacaban petróleo en Iraq. No hace falta que diga por qué. Pero recuerdo que el arbolito que acompaña este blog es precisamente de Qurna, donde hay quien cree que estuvo el Paraíso de los judeocristianos y donde hay un montón de petróleo, más importante que el paraíso.
Segundo, que el 6 de noviembre hubo un aucerdo, ante Medvédev y Berlusconi, Lukoil mediante, para crear una empresa mixta en Sicilia que podría exportar a España. La presencia mediática de Berlusconi en España debe ser tenida en cuenta para lo que sigue más adelante en este post.
Tercero, Lukoil lleva muy adelantados sus acuerdos con Venezuela para una posible integración en uno de los lugares con mayores reservas (aunque no sean convencionales).
Cuarto, el principal acreedor de Sacyr (al borde de la quiebra y que quiere vender cuanto antes) es el banco de Santander.
Quinto, que parece que se nos había olvidado quién privatizó Repsol y por qué y si creía en el libre mercado y la globalización. El inefable Blanco se ha encargado de recordárnoslo.
Y sexto, que no está tan claro que se trata de una empresa "española" si se tiene en cuenta la composición de su accionariado. Claro que está Sacyr (o estaba) y la Caixa (¿catalana?), pero también está Pemex y otros accionistas extranjeros. Por lo menos eso aparecía como datos para la asamblea de hace un par de años. He visto datos posteriores, pero no los he copiado, pero se mantiene la fuerte presencia no-española.
Vamos ahora a cómo reflejan los titulares españoles un asunto tan complicado:
Primero, el 21 de noviembre.
El País, "El Gobierno entreabre la puerta de Repsol a los rusos de Lukoil". Inefable ese "entreabre".
ABC, "El Gobierno y La  Caixa abren las puertas para que la rusa Lukoil entre en Repsol". No "entreabre" sino "abre" y no sólo el gobierno sino también la Caixa. Pase.
Pero ahora viene lo bueno: "Zapatero admite que un oligarca aliado de Putin compre Repsol". Naturalmente (¿naturalmente?) se trata de El Mundo (¿no tenía algo que ver Berlusconi en el accionariado del periódico? Ni idea).
Al día siguiente, la cosa sigue:
El Mundo, "Lukoil se hará con Repsol sin tan siquiera invertir un euro".  No está mal.
Ahora el ABC: "Lukoil negocia con los bancos asumir la deuda de Sacyr para entrar en Repsol".
Y El País "Lukoil acepta la condición de que Repson siga dirigida por españoles".
¿A dónde quiero ir? Pues a la evidente conclusión de que si se quiere saber de qué va un asunto, lo último que hay que leer es el titular. Los seis que he reproducido son de primera página y algunos a varias columnas y como gran titular de apertura.
El asunto es, como se ve, muy complicado y tiene muchas ramificaciones que se me escapan y ya se me escaparon cuando lo de Osetia y Georgia. Los periódicos juegan sus juegos no precisamente informativos sino desinformativos. Como siempre, sin perspectiva (los antecedentes) y con simplificaciones que pueden ser engañosas: lo de que será dirigida por españoles es tan significativo como que Lukoil se hace con Repsol. Y usted elige el periódico y, por tanto, la realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario