martes, 28 de octubre de 2008

Dinero evaporado

El Guardian cuenta de la estimación que hace el Banco de Inglaterra sobre el dinero que las instituciones financieras han perdido en esta crisis: casi 3 billones de dólares. Como lo que ellos dicen es 2.800.000.000.000, podemos sentirnos libres para redondear hacia arriba. Pero si se redondea hacia abajo tampoco pasa nada.
Veamos: un paseo por otros blogs permite clasificarlos como se clasificaban los pueblos "primitivos" en la antropología que estudié en los años 60: según cómo obtenían sus alimentos. Y, así, los había pastores, cazadores, agricultores, artesanos, industriales, pero los más "primitivos" eran los recolectores. Yo soy de esos. 
Hay blogs muy civilizados: son artesanales y producen con primor nuevos conocimientos. Los hay todavía más modernos, los industriales, que hacen producción todavía mas elaborada y avanzada. Los recolectores nos contentamos con recoger lo que está a nuestro alcance. Pero ¿para qué? Pues para intentar aclararme con respecto a lo que me rodea, almacenando informaciones por si las voy a necesitar más adelante. Ya sé que es muy primitivo, pero "España y yo somos así, señora". No soy el único que intenta aclararse escribiendo, pero mi nivel es el más primitivo.
Bueno, pues he recogido este dato y lo que me planteo es qué significa. Y la respuesta es que no tengo ni idea. Un alto ejecutivo de una empresa financiera multinacional de origen español (la empresa, pero también él) y, a pesar de ello, amigo, me comentaba hace unos pocos días que habría que revisar la teoría del dinero. Como nunca la he conocido, no puedo revisarla, pero me parece que voy a tener que echarle un vistazo.
¿Puede el dinero "evaporarse"? Por lo visto, sí. Joseph Stiglitz ya usaba esa frase hace poco para referirse al extraño fenómeno que ha ocurrido ante nuestros ojos. Pero eso supone un muy extraño origen del dinero mismo que, por lo visto, puede reproducirse a sí mismo, supongo que por partenogénesis. 
Supongamos que compro 1 euro por 2 euros. Vale. Pero esos dos euros habrán tenido que salir de alguna parte.
Porque lo que no me entra en la cabeza es que el dinero que han perdido las pobres instituciones financieras (Bancos, Cajas, Aseguradoras) se haya ido a otro sitio. Igual sí, pero el oro y otros productos absurdos e histéricos de refugio no dan para tantos billones. Así que se ha evaporado.
Supongo que el dinero nace para evitar el trueque (no debía de ser fácil cambiar vacas por trigo si no se sabía cuántos kilos de trigo valía una vaca). Una unidad de medida y un medio de pago. Vale. Hasta ahí, me aclaro. Que el dinero tenga un precio, todavía lo puedo entender (son los tipos de interés que dicen cuánto se tiene que pagar por que te lo presten, pero para pagarlo tendré que ganarlo, producir algún bien o servicio).  Igual es que, en mi primitivismo, todavía creo que el dinero debe de tener alguna relación, aunque no sea más que teórica, con la economía real, con las vacas y el trigo. Me equivoco. Seguro. Pero ¿dónde diablos se han ido los tres billones de dólares? (Insisto en lo de los 3 porque es también la cifra que Stiglitz asegura que va a costar la aventurilla de Iraq, pero esa es otra historia).

2 comentarios:

  1. andarán por aquí?:
    http://aposta.files.wordpress.com/2007/08/f1.jpg

    ResponderEliminar
  2. Podría ser. Si los ves, avisa y vamos a partes iguales, como buenos corruptos.

    ResponderEliminar