lunes, 1 de septiembre de 2008

Olimpiadas de pobreza

Decíamos ayer (que diría Fray Luis, pero en este caso con razón), que había otras formas de medir la pobreza de manera que los distintos países puedan ser comparados. Se trata del índice de pobreza humana (IPH) que publica el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). También dije que no necesariamente eran mejores. Veamos.
El PNUD calcula dos índices de pobreza para acabar ordenando a los países en un rango que dice poco sobre su nivel pero sí sobre su posición respecto a los demás en este podio de la pobreza. Estos son sus criterios:



Tenemos, pues, un IPH (IPH-1) para los "países en desarrollo" y un IPH-2 para algunos países de la OCDE (se excluye, por ejemplo, México). Aquí lo que hay es una combinación de criterios que permiten dar un puntaje mayor o menor y que puede cambiar con el tiempo al igual que cambia la posición que ocupa en el podio con respecto a los demás países (por ejemplo, España ha caído dos puestos de 2006 a 2007). Tiene ventajas sobre las medidas que he presentado los dos últimos días: es menos dependiente de la renta ya que incluye otros criterios, sin abandonar aquél. Pero una olimpiada no da mucha información que sirva para tomar decisiones.
El podio para 2006 era el siguiente: primero, los países "ricos":



En general, los países de tradición socialdemócrata van los primeros y los de tradición desigualitaria van los últimos. Lo malo es que, al obtenerse de manera diferente, no se aprecia ni la distancia ni la relación con el podio de los países "pobres" (que el PNUD, púdicamente, llama "en desarrollo", los pobres). Éste es su "ranking" (México, calculado aquí fuera de la OCDE, está en el puesto 9).



Eso para 2006. Para 2007 la tabla completa, aunque no ordenada por el IPH sino por otra originalidad del PNUD, el índice de desarrollo humano, IDH, es la siguiente:



Los 22 países situados en la cola del "ranking" de los países pobres en cuanto a IDH es éste:



Banco Mundial, gobiernos de los países ricos y Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo son ejemplos de tres formas de "medir" la pobreza: línea de pobreza (1,25 dólares o la establecida por el gobierno), la mitad (o el 60 por ciento) de la renta (o el consumo) medio o mediano y "ranking" a partir de combinación de indicadores no sólo económicos. ¿Sabemos cuántos pobres hay? Evidentemente, no y, mucho menos, con el IPH. Pero haberlos, háylos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario