miércoles, 24 de septiembre de 2008

Las prioridades se ven al decidir



La deuda nacional puede llegar, con esta medida de salvataje, a los 11 billones de dólares (trillions, para los estadounidenses, significa billones nuestros, del mismo modo que sus billions son nuestros millardos o millares de millones). El New York Times comparaba el gasto previsto en la propuesta de la Casa Blanca (700.000 millones de dólares) con lo que se presupuesta para Seguridad Nacional (738.000 millones), Seguridad Social (651.000 millones) y Asistencia Sanitaria para los que no tienen seguro privado (Medicare y Medicaid: 632.000 millones). El resto del presupuesto alcanza cifras de vértigo. No en vano es la primera economía del mundo. O lo era. Pero queda claro a quién defiende el gobierno, "consejo de administración de los negocios de los burgueses". Si va a acabar teniendo razón el Manifiesto... Pero hasta ahí no más: aunque el gobierno no quiere entrar en el espinoso tema de los salarios de los altos ejecutivos (hayan hecho un desastre o no), los demócratas, no sé si con la boca pequeña, quieren revisar ese asuntillo.
McCain, de momento, ya se ha desmarcado explícitamente (todavía más) de Bush. Y no está claro qué harán los demócratas con su mayoría en el Congreso. Parece que acabarán aceptando. Me declaro un indocumentado, pero gente de alto nivel político-empresarial en los Estados Unidos ha dicho que los 700.000 millones de dólares sólo van a agravar la situación.
De todas maneras, como dice Le Monde hoy ya nada será igual nunca jamás en Wall Street.

No hay comentarios:

Publicar un comentario