martes, 9 de septiembre de 2008

Internet: la globalización

Es frecuente oír lo de "aldea global" para referirse a lo que internet ha hecho con el Planeta: conectarlo hasta reducir su tamaño al de una aldea. Mi adoración por internet raya en la idolatría. Poder resolver en 5 minutos lo que antes hubiese costado días, si no semanas, es toda una experiencia (un amigo de Uruguay me pide permiso para publicar uno de los posts, pero como una cosa es un post y otra una revista, consulto a otro amigo ecuatoriano que conoce la revista que qué le parece la propuesta, me dice que bien y de su juicio me fío, así que respondo al uruguayo que sí y, a los pocos minutos, está colgado mi post en su revista: 5 minutos, gracias a que los tres, a pesar del desfase horario, estábamos conectados y tenemos la costumbre de contestar los e-mails). Fantástico. Un sólo mundo. Todos conectados. Y tal. ¿Cierto? Pues no.
Lo que muestran los satélites que Google se propone lanzar para mejorar el acceso a internet es algo muy sencillo: por lo menos la mitad de la población mundial no tiene nada que ver con internet por el mero hecho de que no tiene acceso (ni, probablemente, dinero para el equipamiento). ¿Aldea global? Sí, pero sólo para algunos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario