lunes, 11 de agosto de 2008

Pasatiempo veraniego

Que no serpiente de verano. Si está aburrido y no le interesan las Olimpiadas, compare estos dos textos sobre el mismo tema, a saber, el espinoso asunto de las pensiones y del Fondo de Pensiones boliviano (AFP) que ha estado discutiéndose entre el gobierno del país y la Central Obrera Boliviana. El primero titula como "golpe de efecto con las pensiones" del gobierno en plena fiebre electoral y se habla del BBVA, tal vez damnificado por la decisión, pero que es anunciante en el periódico unas páginas más allá. El segundo titula "Gobierno da poder a la COB sobre la Ley de Pensiones. Una comisión bipartita definirá cambios al sistema de pensiones. El líder de Podemos dice que está en riesgo el ahorro de los bolivianos" y no cita para nada al BBVA.
Pero ésta es una lectura superficial. La que propongo como entretenimiento es: 1.- saber si se están refiriendo a la misma cosa y 2.- si ambos tienen buena información como para hacer sus afirmaciones. Para nota: 3.- por qué las diferencias.
El primero es El País, periódico madrileño del grupo Prisa. El segundo es La Razón, periódico paceño del grupo Prisa que, de vez en cuando, publica artículos de opinión publicados en el primero (ayer publicaba el de Joan Rivera y Raúl Romeva -Raül, para ser exactos, pero eso es pedir mucho- sobre la "iniciativa de la vergüenza" que El País también ha traído)
Como llueve sobre mojado, me permito reproducir un artículo que bajo el título de "Citas petroleras" publiqué en el periódico Información (Alicante) el 31 de mayo de 2006, hace, pues, algo más de dos años. Ahí va:

1. “Morales rechaza la petición de Solbes para que indemnice al BBVA por la expropiación”. Ya sabe a qué se refiere esta cita tomada de un periódico el día 17 de mayo: el titular informa de que el ministro Solbes es contrario a la pretensión de Morales sobre las acciones petroleras en poder del BBVA y pide que se indemnice a esta última empresa ya que la acción de Evo Morales es una expropiación. Las citas que siguen también son de ese mismo día.
2. “Ahora, muy poco tiempo después de que declarara que España es un aliado estratégico, [Evo Morales] ha cargado sin ton ni son contra el BBVA y el grupo suizo Zurich reclamando la entrega de las acciones petroleras que tenían depositadas ambas instituciones para organizar el sistema de pensiones boliviano. En el tono amenazador que le caracteriza últimamente, ha conminado a BBVA y Zurich a que devuelvan las acciones petroleras en el plazo de 72 horas so pena de intervenciones y otros males mayores. Pero la retórica amenazadora es, en este caso, un puro disparate. Las acciones petroleras que Morales y su vicepresidente García Linera reclaman son el contravalor a cambio de retribuir algunos fondos de pensiones del país. Ni el BBVA ni Zurich pretendían la propiedad de las mismas, así que el gesto de reclamación es probablemente innecesario y un poco ridículo.” No se trata, como se ve, de una expropiación, como decía el periódico número 1, sino de una devolución aunque, eso sí, el editorialista se explaya con “sin ton ni son”, “tono amenazador”, “ha conminado”, “en el plazo de 72 horas so pena de intervenciones”,“puro disparate”, “ridículo”. Pero ahí va la tercera, también del día 17.
3. “La decisión del Gobierno de disponer la transferencia de las acciones que tienen los bolivianos en las empresas petroleras y que se hallan en fideicomiso de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), es un acto que se ajusta a la ley, lo que únicamente estaba pendiente de definición es el procedimiento, como reconoció el propio presidente de Previsión BBVA, Ildefonso Núñez”.
Hagamos un alto en el camino y reconozcamos que si sólo hubiésemos leído uno de los tres textos que anteceden y los tomáramos por una buena descripción de lo sucedido en Bolivia, tendríamos una opinión radicalmente opuesta de uno a otro: una expropiación (rechazable, por supuesto, y rechazada por el ministro Solbes), una conminación a la devolución (rechazable por arrogante, prepotente y, viniendo de quien viene, ridícula) o una mera aplicación anunciada de la ley, que lo que aportó fue saber cómo iba a hacerse. El primer periódico es El Mundo (Madrid). El segundo, El País (Madrid) y el tercero... La Razón, pero La Razón que publica en La Paz (Bolivia) la misma empresa que publica El País en Madrid, a saber PRISA. Obviamente, se pueden hacer muchas reflexiones a partir del conocimiento de quiénes anuncian en un sitio u otro y quiénes tienen intereses en vender sus libros de texto en Bolivia. Pero el asunto no acaba aquí, porque hay una cuarta cita del día 17.
4. “Las Fuerzas Armadas tomaron ayer el control de los campos de Occidental en la Amazonía. Y, Petroecuador nombrará una comisión, con capital propio, para que explote las estructuras en forma autónoma, anunció el presidente de la empresa, Fernando González, quien pidió confiar en la empresa del Estado, que ‘sabrá mantener la producción’”. Como se ve, esto es mucho más que lo que hizo Morales el 1º de mayo y, sin embargo, los que defienden la estabilidad y la seguridad de las inversiones y rechazan la incertidumbre y las malas expectativas, el caso de la Oxy, en el Ecuador (porque la cita está tomada del Hoy –Quito-), no comentaron nada ni siquiera sabiendo que con esa decisión del presidente Palacio (interino, como se sabe) sus negociaciones para el Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos se van al garete. La cosa no ha terminado, pero el silencio aquí es clamoroso.
5. “Cuatro días antes de que Morales tomara los campos petrolíferos –el 1º de mayo- se producía una expropiación todavía mayor y en un país todavía más pobre: en la república africana del Chad” (...). Por un lado, tenemos a un hombre que ha cumplido sus promesas de recobrar el control sobre el dinero de la industria de los hidrocarburos para ayudar con ello a los pobres. Por otro lado, tenemos a un hombre que ha roto sus promesas recuperando el control del dinero de la industria de los hidrocarburos para con ello comprar armas. El primer hombre es denostado como irresponsable, infantil y caprichoso. Al segundo hombre se le deja que siga en lo suyo. ¿Por qué? Bueno, los actos de Deby no hieren a las empresas petroleras. Los de Morales, sí”. A diferencia de los anteriores, éste párrafo se publicó en inglés, en The Guardian (Londres) y un día antes de todos ellos, el 16 de mayo de 2006.
Saque usted las conclusiones que considere pertinentes. Y no se preocupe si no se le ocurre ninguna: el mundo es así. Para hacerse una idea, entre Repsol y el BBVA obtuvieron 6.926 millones de euros en beneficios netos en 2005. El PIB de Bolivia fue de 6.811 millones de euros en 2004.
Si ha llegado hasta aquí y ha hecho los deberes, podrá pensar que lo que hoy se dice en El País no es noticia fresca, sino que está cocinada con elementos de hace dos años, con un toque de actualidad. Por lo menos La Razón (La Paz) está algo más al día y más sabiendo que el prefecto del Departamento de La Paz igual tiene que saltar, mientras que Evo Morales recibe un mayor apoyo (pero también el prefecto de Santa Cruz).
Ah, y si le queda tiempo y tiene El País en edición en papel (yo tengo la "nacional"), compare la noticia sobre el referéndum en Bolivia de ayer según aparezca en el papel o en la edición digital. Como para citar una u otra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario