sábado, 9 de agosto de 2008

Bolivia malentendida

Hoy sólo he leído dos periódicos españoles: El País, del grupo Prisa, madrileño, y el Hoy, de Vocento, de Badajoz. He ido a las noticias sobre Bolivia y me he tenido que irritar. El Hoy, relativamente aséptico, pero flojillo. El País, im-pre-sen-ta-ble. Su versión sobre los problemas que afronta Bolivia con las votaciones o no-votaciones de mañana era la del Tuto Quiroga que, en resumidas cuentas, consiste en decir que Evo Morales es una sucursal de Hugo Chávez, que tira de talonario y exporta malas prácticas.
Mañana hay varios referendums convocados: revocatorios para el presidente y vicepresidente y para varios prefectos departamentales de la oposición.
Si alguien quiere enterarse de qué va el asunto, que tire a la basura estos periódicos (no he visto más, en contra de mi costumbre, pero me los puedo imaginar). Una, en mi opinión, excelente crónica de los antecedentes y algunos detalles interesantes sobre la participación de la Embajada (estadonidense, por supuesto) y, para ser concreto, de su embajador Goldberg (adorador de Johan Sebastian Bach, tengo necesariamente que acordarme de ese apellido), se puede leer aquí en castellano. Dicho lo cual, añado que las políticas (o no políticas) de Evo Morales me han desilusionado. No ha sido "cuando el gigante despierte" que anunciaba Xavier Albó hace muchos años. Lo que no ha despertado, porque ya estaba despierto, sino que se ha exasperado ha sido el clasismo, racismo, elitismo, politiquismo... Vaya cóctel. Bolivia no se merecía eso. Pero tampoco se merece el maltrato informativo de estos chapetones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario