jueves, 24 de julio de 2008

Pobreza: predicar y dar trigo

Gallup ha hecho hace poco una encuesta para Eurobarómetro que acabo de ver sobre qué piensan los habitantes de la Unión Europea de los 27 sobre cómo será la situación social en los próximos 20 años.

El problema que más preocupa a estos europeos es el desfase creciente entre ricos y pobres que se puede producir en 20 años:




Ya sé que se ve mal, pero no sé cómo arreglarlo. Para ver el original, ir al enlace que he citado más arriba.

Como era de suponer, no todos los 27 piensan igual.


En Italia y en Francia se dan los mayores porcentajes de opiniones que reconocen claramente el foso que se abre entre ricos y pobres, así que algo habrá que hacer:


Italia, Francia y el Reino Unido, entre los que se destacan a la hora de pensar que tendria que haber políticas que afrontasen el problema. Sumando verde oscuro y verde claro, tenemos los que dicen que sí, que, efectivamente, la cosa ha de ser objeto de políticas ad hoc. Y ahora viene la sorpresa:



Una vez más: están locos estos europeos. Creen que el problema es importante, creen que hay que hacer algo para resolverlo, pero son pocos los que están dispuestos a aportar sus impuestos para hacer algo al respecto. Alemanes, irlandeses, chipriotas, holandeses, ingleses, suecos y finlandeses todavía dan mayorías que están por la cuestión. Pero franceses e italianos están por debajo de la media de estos europeos.

Pues eso: que una cosa es decir que eso de la pobreza hay que intentar solucionarlo, reconociendo que es un problema creciente, y otra estar dispuesto a rascarse el bolsillo para que los poderes públicos puedan hacer algo en dicho campo. Una vez más: pedimos al Estado, pero no estamos dispuestos a darle. Jo, qué tropa.

2 comentarios:

  1. No creo que estén locos estos europeos, no hay tal incoherencia (¡para todo esto están los políticos!).
    Los ciudadanos de a pie ya hacemos algo por la pobreza: conrectamente, la ignoramos.

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón, Jose. Pero no es sólo cuestión de los europeos. Hace muchos años vi, bajando del estado de Maracaná, en Rio de Janeiro, que las favelas eran ocultadas por grandes carteles publicitarios. No es una prueba sino una excelente metáfora de lo que hacemos al respecto. Lo curioso es que los encuestados reconozcan que podría ser el problema "number one" en el próximo futuro.

    ResponderEliminar