lunes, 28 de julio de 2008

Independencia

Obsérvense lo datos de las dos tablas siguientes. La primera da el porcentaje de los que están de acuerdo en que su región se separe pacíficamente y forme una república independiente. Como se ve, 22 por ciento están de acuerdo en este tipo de independentismo (no sabemos qué habrían dicho si la pregunta añadiese "mediante la violencia"). La segunda parte de la tabla da los que apoyarían este secesionismo en su territorio: un 18 por ciento.

I believe any state or region has the right to peaceably secede and become an independent republic:


Agree

22%

Disagree

73%

Not sure

5%

I would support a secessionist effort in my state:


Agree

18%

Disagree

72%

Not sure

10%


La encuesta se ha publicado este 23 de julio y es algo problemática en cuanto a su metodología. Redondeando al alza, se trata de una cuarta parte de los encuestados (insisto que el método es cuestionable, pero no es eso lo que quiero discutir ahora) que reconoce lo que Naciones Unidas reconoce: el derecho a decidir, que dice Ibarretxe, o el derecho a la autodeterminación, que es la forma menos vergonzante de hablar de dicho derecho. El reconocimiento del derecho no implica que la gente, votando libremente, se decida a separarse, como se ven en las encuestas que reproduzco: el referéndum por la independencia perdería estrepitosamente... ¡en los Estados Unidos! Porque la encuesta está hecha en los Estados Unidos. Claro, como siempre, hay que introducir algunos matices: una cosa es lo que contestan en el conjunto del país y otra muy distinta lo que han contestado en cada uno de los Estados que componen la Unión. Pero que allí, como en Bolivia, el Ecuador, Venezuela (Zulía), el Brasil, Bélgica, Sri Lanka, la China (Xinjiang) y, creo, en España hay tendencias independentistas no es ninguna novedad: fusión y fisión de los estados existentes en la actualidad. Ése es el problema mientras seguimos pensando en que las relaciones internacionales son entre gobiernos y sólo entre gobiernos. Para nuestra desgracia, el mundo es algo más complicado que eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario