miércoles, 23 de julio de 2008

Globalización: Hasta en las mejores familias

No se crea que mi crítica a la encuesta del Real Instituto Elcano producida aquí hace un par de días se debe a particular inquina hacia el mismo. Resulta que esa manía de usar "globalización" como si todo el mundo entendiese de qué se trata es una manía muy difundida. Véase, si no, esta bonita encuesta en la que lo que se preguntaba no es si la globalización era o no una amenaza para los intereses vitales de España sino si iba muy rápida o no iba suficientemente rápida, que ya es una barbaridad: si no coincidimos en la definición, menos coincidiremos en la valoración de su mayor o menor rapidez. Los resultados que reproduzco son tan significativos como los del Real Instituto, es decir, nada significativos ya que no se puede comparar lo que yo contesto con lo que contesta mi vecino Juan Antonio que, sumados, no se pueden comparar con lo que dicen Johan y Göran o John y Peter.



No hay blog perfecto. Éste, a diferencia del que tenía antes (www.x.se/vqe), reproduce los gráficos con letras tan pequeñas que no hay quien lo lea. Pero más o menos se ve, por la longitud de las barras azules que algunos países creen que va la "globalización" demasiado rápida mientras que otros, los marroncitos de varios tonos, se destacan por creer que va demasiado despacio. Hay gente pa' tó.

¿Que significa entonces "globalización"? Humpty Dumpty se lo contestaba a Alicia en el capítulo 6 de Alicia a través del espejo:

--No sé qué es lo que quiere decir con eso de la «gloria»-- observó Alicia.
Humpty Dumpty sonrió despectivamente.
--Pues claro que no..., y no lo sabrás hasta que te lo diga yo. Quiere decir que «ahí te he dado con un argumento que te ha dejado bien aplastada».
--Pero «gloria» no significa «un argumento que deja bien aplastado»--objetó Alicia.
-- Cuando yo uso una palabra --insistió Humpty Dumpty con un tono de voz más bien desdeñoso-- quiere decir lo que yo quiero que diga..., ni más ni menos.
--La cuestión --insistió Alicia-- es si se puede hacer que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes.
--La cuestión --zanjó Humpty Dumpty-- es saber quién es el que manda..., eso es todo.
El problema con "globalización" (como con "gloria") es saber quién manda: y ya no manda el que madaba cuando la palabra "globalización" significaba "lo que hay que hacer para tener un comportamiento aceptable internacionalmente". Ya no manda Clinton. Pero los encuestadores seguimos usando la palabrita como si todavía mandase. Los nuevos inquilinos (ya les queda poco), dicen que significa "adhesión a lo que decide el gobierno de los Estados Unidos". Pero, tampoco mandan tanto y la palabrita la usan más los académicos para ornamentar sus discursos (también se pueden ornamentar con "en el siglo XXI" como coletilla, pero esos son los más actualizados).

No hay comentarios:

Publicar un comentario