miércoles, 30 de julio de 2008

Así somos


Un sencillo ejercicio: vea esta foto y piense qué ha sucedido. ¿Hecho?
Bueno, ahora vuelva a imaginar qué ha sucedido sabiendo que se trata de dos niñas gitanas ahogadas en una playa italiana. ¿Cambia en algo su percepción?
Venga, pues ahora dígase qué están haciendo las dos personas que aparecen en segundo plano. Y vea si su percepción del cuadro cambia.
Esta foto de AFP ha tenido todo tipo de reacciones, incluidas las del mismo fotógrafo en Le Monde de donde la copio. Se ha pretendido que muestran la indiferencia de los italianos (¿de todos?) ante el mal ajeno o que muestran la deriva xenófoba del gobierno Berlusconi. Es posible que ambas cosas sean ciertas, pero deducirlas a partir de la foto, como se ha encargado de recordar el fotógrafo, es ilegítimo. Como es totalmente ilegítimo el generalizar y aplicar a TODOS los italianos lo que suponemos muestra la foto. Y lo de la deriva xenófoba es simplemente estúpido: no el que exista (que es posible y más que posible), sino que la foto sea un indicador más. La foto no indica nada.
Veamos: los dos cadáveres (porque son dos cadáveres, hay que decirlo, no suponerlo) son de dos muchachas gitanas, del pueblo rom. Y suponemos que la pareja que aparece en segundo plano es de italianos y que están indiferentes ante lo que sucede o, peor, les tiene sin cuidado porque se trata de gitanos. ¿Lo indica la foto o es una proyección por parte del que la está mirando?
Podríamos suponer que mantienen su sangre fría y, con un gesto que podría tener alguno de los acompañantes de "El entierro del conde Orgaz", el cuadro de El Greco, intercambian pareceres sobre la brevedad de la vida y la fugacidad de la juventud. "Cuán presto se va el placer / cómo después de acordado / da dolor".
Saben que ya no hay nada que hacer (están muertas y bien muertas y las toallas que las cubren son las de los que están en segundo plano, que han tenido la deferencia de cubrirlas mientras esperan a la autoridad (in)competente. ¿Por qué no? Cierto que hay más fotos (que no he visto), pero seguro que pueden ser objeto de interpretación como lo son éstas.
Los psicólogos y psiquiatras ya usaban hace mucho tiempo un test que se llama TAT (test de -a-percepción temática), una serie de fotos sobre las que el sujeto tiene que elaborar una historia (qué ha pasado, qué está pasando y qué va a pasar) en la que proyecta sus propias angustias, frustraciones y problemas. Creo que esta foto podría entrar a formar parte de las del TAT. No dice mucho sobre lo que allí sucede sino sobre lo que sucede en las cabezas de los que las ven y es obvio que lo que se "ve" cambia si sabemos que son cadáveres y son de niñas gitanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario