domingo, 2 de abril de 2017

España, Escocia, Cataluña

Se trata de una entrevista al ministro español de Asuntos Exteriores presentada como tal en un sitio español en castellano (El País) y como artículo en inglés en otro (The Guardian). Los respectivos titulares ya indican pequeñas diferencias de matiz entre uno y otro, aunque ambos beban de la misma fuente y el segundo añada abundantes enlaces. Según este último, el gobierno español habría "suavizado" su posición sobre Escocia. Según el otro, el asunto importante es la posición de dicho gobierno respecto a Gibraltar, ese trozo inglés en la Península Ibérica.
No hace falta decir que el ministro ve como totalmente diferentes el caso escocés y el caso catalán. Pero lanza un par de avisos a los independentistas catalanes: uno, que la salida tiene que ser democrática (en qué consista ese "democrática" es objeto de diferencias entre el gobierno de Madrid y el de Barcelona) y, dos, que en el caso de que se independicen,  los escoceses se tendrán que poner "en la cola" para entrar en la Unión Europea, aunque el gobierno español no está por vetar tal ingreso, de ahí que haya "suavizado" su postura. Queda por saber qué sucedería en el caso de una independencia (supongamos que "democrática") de Cataluña: ¿En la cola? ¿Vetados? ¿Catalexit también de la Unión Europea, como quiere Le Pen para Francia?

No hay comentarios:

Publicar un comentario