sábado, 15 de abril de 2017

China-Australia

Muchos se reían de Mein Kampf, incapaces de tomarse en serio a un tal Adolf Hitler. Lo he recordado aquí a propósito de la autobiografía de Stefan Zweig.  Muchos (fuera de los Estados Unidos) se ríen de líderes muy diversos como Trump, Kim, Putin, Modi o Xi. 
Sin embargo, la historia podría estar escribiéndose desde otros lugares. Me ha interesado esta nota de John Pilger sobre las problemáticas relaciones entre Australia y la China. Comprendo a los que creen que el mundo es "su" mundo, el que queda circunscrito a las fronteras legales de su país (cuando, a veces, no se llega ni a eso y "su" mundo es el de las fronteras administrativas de su región, provincia o municipio).
Lo de Australia-China se inscribe en lo que, con un puntín de eurocentrismo, se titula como Asia, zona caliente, y que mejor sería llamarlo "Pacífico occidental".  Lejos como está, afectaría (no sé cuánto) a esas localidades que ahora se ocupan en sus asuntos internos.
Chi vivrà, vedrà, Qui vivra verra, What will be will be.

No hay comentarios:

Publicar un comentario